Opinión

ME PREOCUPA EL PAÍS DESPUÉS DE ESTE MANDATO, QUE ES LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD QUE TENEMOS PARA SALIR DEL NARCO-ESTADO PLURINACIONAL.

Orlando Amores Terán/Quito

Denotan contra quienes no compartimos la actuación ineficaz del régimen.

No entienden que habemos personas que luchamos por el futuro del país, por el futuro de nuestros hijos y nietos, no por congraciarnos con el poder de turno, para lograr beneficios personales.

He visto cómo cubanizaron Nicaragua, Venezuela, cómo están cubanizando ahora mismo, Chile, Argentina, Colombia; cómo destruyen sistemáticamente, prósperas naciones. No deseo ese sistema esclavista para mi país, para mi familia.

Si la Consulta desarmara, al menos una parte del narcoestado plurinacional instaurado por los narcoterroristas en 2008, tengan la certeza que la apoyaría, pero esa Consulta no cambia nada, es un engaño. Favor lean solo el Anexo 1 y verán que lo que nosotros digamos: «si» o «no», depende de la Asamblea. ¿Si entienden a dónde va nuestra decisión? A la Asamblea. Al organismo más cuestionado del país; y además, el régimen le da 365 días, para reformar la Ley y si en ese tiempo no lo logra, le otorga una prórroga de 180 días adicionales, lo que significa, hasta agosto de 2024. ¿No les parece una burla? ¿Por qué el régimen no aplica el último inciso del Art. 106 de la Epístola Montecristi que ordena: «El pronunciamiento popular será obligatorio y de inmediato cumplimiento…»?

Quienes medianamente conocemos las normas contenidas en la Carta 2008, no podemos conformarnos con preguntas ineficaces, con las que se está creando una falsa percepción, engañando a la población que desconoce la Ley y la existencia del Dictamen 7-19-RC-19, cuyas preguntas eliminan todas las funciones e instituciones creadas por el narcoterrorismo.

No se trata de quién plantea las preguntas. Se trata de qué efectos tienen esas preguntas en la estructura del narcoestado plurinacional vigente. Quienes trabajamos para eliminar el narcoestado plurinacional, no podemos subordinarnos complacientes a una Consulta inservible. Quienes luchamos contra el narcoterrorismo, desde antes que instaure el narcoestado plurinacional, no podemos ser condescendientes con una Consulta que al dejar de lado la reforma estructural, y plantear simples enmiendas, es irresponsable con el futuro del país y de nuestras familias.

Ellos se irán a Europa o a Miami, después de haber realizado cuantiosos negocios con el Estado; nosotros, nuestras familias, nos quedaremos aquí, a soportar la esclavitud que comporta la cubanización del país, porque el régimen no desea asumir una reforma para cambiar el sistema instaurado en 2008 por el socialismo del s. XXI.

Por eso me concentro en eliminar la «cabeza de la serpiente» (funciones e instituciones creadas por el narcoterrorismo), no me distraigo en las «escamas» (corruptelas, femicidios, escándalos).

Ojalá haya podido hacerme entender.