Opinión

Mayorías móviles en la Asamblea

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Prácticamente es un hecho cierto la nueva y actual conformación de este sistema que permite mayorías puntuales para el tratamiento y aprobación de importantes proyectos de ley.

Lo que llama la atención es que enemigos irreconciliables hasta hace una semana se junten tan rápido para tratar de evitar que la crisis provocada por uno de los nuevos aliados tome más cuerpo y destruya el país que se presumía era el objetivo principal diseñado por la anterior administración para llevarnos a ser un estado socialista comunista, es de mencionar que el frente económico actual que provocó la nueva crisis de la reactivación es el mismo que inició el caos económico anterior.

Los técnicos politólogos ya empezarán a manifestar sus múltiples opiniones al respecto, los más radicales seguramente no estarán de acuerdo, pero a lo mejor no consideran que una mayoría móvil es más beneficiosa que una mayoría absoluta y hegemónica que como algún político de antaño la calificó como dictadura del voto.

En países civilizados del primer mundo con mucha frecuencia se arman mayorías entre partidos o movimientos disimiles, que por un objetivo común en beneficio de altos intereses nacionales pactan acuerdos puntuales, a tiempo fijo con dirigencias rotativas.

Donde no funcionarán las mayorías móviles es en Consejo Nacional Electoral, en el que la mayoría Correista se resiste a retirarse de la institución a pesar que los Consejeros en funciones han logrado que les prorroguen su estadía, cuando existe un grupo de suplentes encabezados por Solanda Goyes que están capacitados legalmente para reemplazar a los titulares que terminarán su función el 30 de noviembre de 2017.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.