Economía

Máxima dirigente sindical del IESS tiene a tres hijos y dos sobrinos laborando en el IESS

Rosa Argudo, que lleva 21 años como máxima dirigente del sindicato único de obreros del IESS, confirmó a asambleístas que cinco familiares laboran en el IESS. Su yerno fue director provincial del Azuay.

Dos hijas, un hijo y dos sobrinos (uno suyo y otro de su esposo) de la dirigente sindical, Rosa Argudo, trabajan en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Argudo lleva 21 años al frente del sindicato del instituto.

Lo reconoció ella misma, en una comparecencia realizada por asambleístas del Azuay, realizada estos días a propósito de los escándalos por mala práctica médica en el Hospital José Carrasco Arteaga. Y es que ese escándalo terminó destapando malas gestiones en esa casa de salud, una de las tres más grandes del IESS.

Incluso, una de las hijas de Argudo sería la única accionista de la empresa JPP Vending Company, empresa que, aparentemente, estaría encargada de proveer máquinas expendedoras de snacks, de recarga de Internet y una cafetera en el Hospital José Carrasco Arteaga.

Pese a que el convenio con esa empresa establecía la instalación de dos máquinas expendedoras de snacks, terminaron instalándose seis. Pero dos fueron desinstaladas estos días, sin que nadie sepa dónde están, comentó el Director Provincial del IESS. El convenio se firma en 2019 por dos años; es decir, debía terminar en 2021. Pese a que dentro del convenio no existe una cláusula de renovación tácita, se habría renovado.

Esteban Villa, director provincial del IESS, explicó que no se conoce con certeza el dueño de las máquinas, pero dijo que todas tienen un mismo número de contacto a nombre de Lourdes Angélica Terreros Argudo, hija de Rosa Argudo. Pero eso parece ser solo la punta del ovillo de supuestas irregularidades que ocurren en esta casa de salud, que es una de las tres más grande del IESS.

De ahí que, Villa presentó una denuncia en Fiscalía el 24 de junio de 2024 para que determine quién es la empresa dueña de esas máquinas expendedoras de snacks. Durante la audiencia, los asambleístas le dieron la palabra a Rosa Argudo, quien se mostró sorprendida por las preguntas de los legisladores. Argudo dijo que ella en calidad de persona natural acudió porque el gerente general del Hospital José Carrasco Arteaga le pidió que «lo acompañe» y sostuvo que no recibió una convocatoria oficial con preguntas. Aun así, los asambleístas le realizaron consultas porque «el que nada debe, nada teme».

Argudo confirmó que Lourdes Terreros es su hija y que trabaja en el IESS. Además, confirmó que Maricela Terreros Argudo también es su hija y trabaja en el IESS, pero Rosa Argudo dijo que entró por concurso en 2005.

También trabaja en el IESS, Pablo Terreros Argudo. Él también es hijo de Rosa Argudo, según ella mismo confirmó, pero dijo que ganó un concurso en 2007 para un cargo en el IESS en Cañar. Y luego ganó otro concurso para un puesto en el Hospital José Carrasco Arteaga. Además, confirmó que laboran en la entidad Rolando Argudo Tello, que identificó como su sobrino, aunque dijo que entró el instituto tras ganar un concurso en 2015.

Dany Tello Terreros, otro sobrino, pero de su esposo, ganó un concurso también para trabajar en el IESS, cargo que mantiene hasta la actualidad, reconoció Rosa Argudo. Los asambleístas dieron seis nombres más de supuestos familiares de Argudo que trabajarían en el IESS, pero ella dijo que no los conocía. Y aunque su hija es accionista única de la compañía JPP Vending, con supuestos convenios en el IESS, Rosa Argudo dijo que no conoce esa empresa y que era la primera vez que escuchaba su nombre. También dijo que desconocía que esa empresa mantendría un convenio de máquinas expendedoras de snacks en el IESS.

Consultada sobre si sus hijos tiene otros contratos en el IESS, Argudo dijo que «yo conozca no». Además, reconoció que Franklin Rojas es su yerno y también laboró, por cinco meses, como director provincial del IESS de Azuay, pero no fue precisa en indicar durante qué gobierno tuvo este cargo. «No me acuerdo, creo que en el otro gobierno alguien le recomendó, no me acuerdo (…) creo que fue en el gobierno de Guillermo Lasso (…)».

Y añadió: «con él (su yerno) solo hablamos de por qué llora la guagua, el tema laboral está fuera», dijo Argudo. Otra consulta fue cuál es la cuota que cobra al año para sostenimiento y actividades que realiza el sindicato, Argudo dijo que no conoce, pero que eso está normado por ley y ofreció hacer llegar la información.

Por:  Primicias