Opinión

Máxima autoridad. Máximo perdedor

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

 Su rostro refleja la gran amargura y desencanto por no haber logrado el triunfo en la primera vuelta que estuvo preparada para que ocurra de cualquier manera, utilizando cualquier tipo de inmorales y calculadas intenciones para festejar el triunfo en una sola vuelta.

El operativo electoral lo iniciaron antes el CNE y el Registro Civil presentando padrones con más de un millón de inconsistencias destacándose a los muertos vivientes, desaparecidos e infantes aptos para sufragar etc,etc. Durante el acto hubo los consabidos cambalaches de miembros de mesa, la previa marca de votos etc, etc. Después vino lo grave al ir conociendo que los resultados parciales no favorecían los festejos preparados para la primera vuelta, los motivos varios por ejemplo: los chimbadores no cumplieron con sus cuotas o los cálculos fraudulentos le fallaron.

Utilizando la paranoia ahora esgrimen la peregrina tesis que ellos mismos se han hecho fraude para perjudicarse a ellos mismos, circunstancia que tampoco ellos se la creen, pero necesitan justificar ante un pueblo ingenuo su fracaso electoral.

Pocas veces en la historia republicana varios ex Presidentes de la Republica coinciden por separado, declarando abiertamente la existencia de un monstruoso fraude electoral.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.