Actualidad

Más de 30 organizaciones sociales piden la renuncia de la ministra de Ambiente, Sade Fritschi

Las instituciones critican la «falta de capacidad» y el «desconocimiento» de la funcionaria para dirigir la cartera de Estado.

Más de 30 organizaciones sociales piden la renuncia de la ministra de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Sade Fritschi, por su «falta de capacidad» y «desconocimiento» para dirigir esa cartera de Estado.

En un comunicado difundido en redes sociales, las instituciones denuncian, entre otros asuntos, que la funcionaria «ha utilizado su cargo para beneficiar proyectos privados que atentan contra los derechos de la naturaleza, especialmente de los manglares«.

El boletín se refiere de esta manera a los permisos otorgados por Ambiente para el desarrollo de un proyecto inmobiliario en Olón (provincia de Santa Elena) vinculado a Lavinia Valbonesi, esposa del presidente de la República, Daniel Noboa. Finalmente, la compañía Vinazin S.A., cuya accionista mayoritaria es la primera dama, decidió suspender la obra.

El proyecto inmobiliario se iba a edificar en una zona identificada como área protegida de Santa Elena. Aunque la compañía desistió de la construcción, hubo trabajadores que talaron parte de manglar.

El escándalo fue minimizado por el Gobierno Nacional. La secretaria de Comunicación de la Presidencia, Irene Vélez, ha indicado que el proyecto inició antes de que el jefe de Estado sea candidato presidencial y que se trató de una negociación entre «privados».

De su lado, el mismo Noboa ha apuntado que el caso de Olón es un intento político de «empezar una campaña antes de tiempo».

Tanto la Fiscalía General del Estado (FGE) como la Asamblea Nacional han abierto investigaciones por esta polémica.

Por otra parte, las organizaciones sociales piden a Noboa que designe a un funcionario «con la capacidad y visión para liderar» el Ministerio del Ambiente.

En sus casi seis meses en el cargo, Sade Fritschi ha sido ampliamente criticada por sus actuaciones y desconocimiento sobre algunos temas. En marzo pasado, por ejemplo, durante una comparecencia ante la Comisión de Soberanía Alimentaria y Desarrollo del Sector Agropecuario y Pesquero, de la Asamblea Nacional, la ministra no pudo responder si el presupuesto para la entidad que dirige había aumentado o disminuido con respecto al año anterior.