Internacional

Más de 100.000 personas huyen de inundaciones en Japón tras lluvia “única en 50 años”

“Escuchamos un sonido enorme como un trueno y luego la ladera se desmoronó”, dijo un hombre a NHK, refiriéndose a un deslizamiento de tierra que se llevó la casa de su vecino.

JAPÓN. Lluvias sin precedentes en Japón provocaron el jueves fuertes inundaciones que levantaron casas de sus cimientos, arrancaron árboles y forzaron la evacuación de más de 100.000 personas.

Helicópteros que sobrevolaban las aguas revueltas y turbias rescataron a muchas personas de los techos de sus casas. Había siete desaparecidos y al menos 17 heridos, uno de ellos de gravedad.

Algunas áreas recibieron en 48 horas el doble de la lluvia habitual para septiembre después de que la tormenta tropical Etau azotó la isla japonesa de Honshu. En algunos lugares, los ríos se desbordaron.

Una mujer de 63 años desapareció en un deslave que impactó su casa, mientras se temía que un hombre de unos 70 años en la ciudad de Joso, 56 kilómetros al norte de Tokio, quedó atrapado cuando el agua arrasó su casa, dijo el canal de televisión NHK.

“Escuchamos un sonido enorme como un trueno y luego la ladera se desmoronó”, dijo un hombre a NHK, refiriéndose a un deslizamiento de tierra que se llevó la casa de su vecino.

Imágenes de la televisión mostraban helicópteros trasladando a los afectados a lugares seguros, entre ellos un matrimonio de ancianos que sostenía un par de perros mientras las inundaciones destruían su casa.

Las autoridades pidieron en un momento a otras 800.000 personas que evacuaran después de que funcionarios emitieron advertencias a 5 millones de personas en áreas al este y norte de Tokio sobre lluvias únicas en 50 años”.

Japón ha puesto mucho énfasis en la prevención de desastres desde que un terremoto y tsunami en 2011 provocaron la muerte de 20.000 personas. Las autoridades quieren evitar el tipo de críticas que recibieron en ese momento por lo que fue visto como una respuesta deficiente.

El gobierno estableció un centro de emergencias y el primer ministro, Shinzo Abe, dijo en una reunión de ministros que la lluvia “sin precedentes” había provocado una emergencia. (Reuters/ La Nación)