Actualidad

Más de 10.000 casos de chikungunya en Ecuador

En Ecuador existen, hasta el momento, 10.188 casos de chikungunya, así lo informó Itamar Rodríguez, subsecretario Nacional de Vigilancia de la Salud Pública.

QUITO. Itamar Rodríguez, subsecretario Nacional de Vigilancia de la Salud Pública, resaltó que desde hace 11 meses cuando se dio la alerta de casos de chikungunya en América Latina, se iniciaron las campañas de prevención.

Y conjuntamente se activaron los comités locales de salud y se trabajó con instituciones afines al sector social como los ministerios de Educación y de Inclusión Económica y Social. Además de capacitar sobre la identificación de casos a médicos del sector público y privado. La mayor incidencia se registra en las provincias costeras de Esmeraldas y Manabí, apuntó el subsecretario de Salud.

A ello, el presidente Rafael Correa, aseguró que el dengue y el chikungunya son enfermedades de la pobreza, al evaluar las acciones que ha hecho su administración para controlar la segunda de ellas.

El mandatario ecuatoriano apuntó que ésta es una enfermedad “similar, al menos en la transmisión, al dengue”, ambas producidas por la picadura del mosquito aedes aegypti, que se reproduce en aguas estancadas.

Correa lamentó que la época de lluvias, conocida como invierno ecuatorial, se haya extendido más allá de las previsiones, lo que ha generado una proliferación del mosquito transmisor de la enfermedad.

Esa situación ha hecho “que sea más difícil de controlar esa epidemia, que en otros lados ha tenido efecto devastadores”, apuntó el gobernante. Tesis que fue fortalecida por Rodríguez que precisó que la epidemia se ha focalizado, sobre todo, en algunas zonas de las provincias costeras de Esmeraldas y Manabí, aunque se han atendido pacientes en otros sectores del litoral.

Precisó que en Guayaquil (suroeste) se han reportado 65 casos de chikunguña, enfermedad de la que no se han registrado muertes en el país, según las autoridades sanitarias.

Correa reiteró que “chikungunya y dengue son enfermedades de la pobreza”, porque “si tuviéramos agua potable, alcantarillado sanitario, calles asfaltadas, no habría esto”.

El mandatario aseguró que el combate a esta enfermedad “es tarea de todos” y reclamó a los gobiernos locales para que acometan ese tipo de obras para eliminar la posibilidad de que se reproduzca el mosquito vector de la enfermedad.

Pese a la cantidad de pacientes, “hemos controlado bastante bien” la emergencia por chikungunya, aunque “lastimosamente el invierno duró mucho más de lo esperado”, reiteró Correa que instó a las autoridades sanitarias a redoblar los esfuerzos para controlar la enfermedad. (DO/EFE)