Opinión

Marudesing: Diseños artesanales hechos con amor

Una creativa emprendedora pudo establecer  su marca a  pesar de las adversidades.

GUAYAQUIL. Mariuxi Macías de Gavilanez, es una joven entusiasta emprendedora que decidió dejar a un lado todo tipo de barreras, así  empezó hace tan sólo dos semanas su propio negocio. Mariuxi quien es sobreviviente de cáncer, tuvo como  consigna principal solventar los  gastos que generan su tratamiento médico, razón por la cual cuenta con el apoyo incondicional de su esposo Robinson Gavilanez para trabajar en conjunto con su creativo emprendimiento.

Ningún obstáculo dificulta salir adelante  en la vida, al contrario hay que luchar el doble y esforzarse y tener mucho ahínco para superarse cada día. Esta joven emprendedora reconoció que gracias al talento que Dios le dio ha sabido ser un ejemplo ante muchas personas que pasan por esta enfermedad ya que demuestra  que con fe todo se puede.

Su marca se dedica a la elaboración de todo tipo de productos de manera artesanal ya sea zapatos pintados a mano, almohadas, piedras de río decoradas con todo tipo de motivos y más objetos que con mucha habilidad se convierten en obras de arte en sus manos.

Ella quien es  diseñadora gráfica de profesión  reconoció que al principio sus productos los promocionada entre sus amigos y familiares. “Empezamos con los zapatos pintados a mano, luego las almohaditas y ahí empezamos a mostrarlos a mis allegados pero gracias a la gran aceptación que tuvimos arrancamos en este negocio con la gracia de Dios”, indicó.

Hoy en día su negocio se está dando a conocer en otros sectores y es por esta razón que con tan sólo dos semanas ya en sus redes sociales ha tenido buenos comentarios por sus productos. Sus clientes no sólo son de la ciudad de Guayaquil en la actualidad su marca es requerida en Quito y Santo Domingo de los Colorados.

Con aproximadamente $60 empezó a formarse este emprendimiento, dinero que fue invertido en la compra de materiales necesarios para su empresa. Sus materiales de trabajo son zapatos de lona, pintura textil, telas, papel celofán y más. Los pedidos se realizan por los menos con 4 días de anticipación para los zapatos y para los otros productos desde un día, los precios para los cuadros con piedras de río pintadas a mano $5, las almohadas $18 y los zapatos $25.

“No hay cosas caras, el punto importante es ayudarme a solventar mis gastos médicos”, manifestó Mariuxi, quien afirmó que desde muy pequeña le  apasiona el arte y todo lo relacionado con las manualidades.

Entre sus planes a futuro  está aumentar más seguidores en sus redes sociales para que puedan observar todos los diseños. A mediano plazo poder llegar a todo al país y más adelante  poder consolidar una empresa y así poder ayudar a otras personas que tienen talento para que puedan trabajar en su empresa.

“Si tienes un sueño, una meta, hazla. Todo está en nuestras ganas de salir adelante, tener presente que en todo lo que hagas siempre debes ser el mejor”, palabras de vida que da como consejo diario a cada uno de los emprendedores esta joven empresaria.

Los interesados en adquirir estos diferentes accesorios pueden realizarlos a través de sus redes sociales Instagram y Twitter: @marudesing.ec  y  Facebook: marudesing.ec.

Esta es la historia de una joven empresaria que es un vivo   ejemplo de superación y constancia, demostrando que a pesar de las adversidades se pueden lograr los sueños y objetivos que se pongan en la vida. (AGS/ La Nación)