Economía

Martínez aseguró que el objetivo del Gobierno es recaudar $1.090 millones

«Lo más adecuado era poner una medida que nos permita recaudar dinero rápidamente para destinarlo a la reparación y reconstrucción de las zonas afectadas», indicó

QUITO. Ante el incremento de 2 puntos al IVA, durante un año, medida tomada por el Gobierno, la cual pretende recaudar $750 millones, es decir, $50 millones mensuales y que permitirá cobrar dinero rápidamente para destinarlo a la reparación y reconstrucción de las zonas afectadas, Diego Martínez, presidente del Banco Central del Ecuador (BCE), aseguró a Ecuadorinmediato que es impostergable la necesidad de reconstruir y recuperar lo que se ha perdido por efectos del terremoto de semanas atrás.

“No se puede esperar, nuestros compatriotas necesitan una acción urgente, adecuada, organizada y no pueden esperar. Para el Gobierno, no hay ningún problema que el dinero de estas medidas sea manejado en una cuenta especial, que tenga el presupuesto de Finanzas. El Presidente, la semana pasada, ya lo hizo, se estableció que los recursos recaudados para la emergencia sean manejados en una subcuenta particular del Ministerio de Finanzas, con lo cual se cae cualquier argumento de que el dinero podrá ser utilizado en cualquier otra cosa”, afirmó Martínez.

Para ello, el objetivo de las nuevas medidas es recaudar $1.090 millones, que se componen de la recaudación de dos puntos adicionales al Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es temporal y puede acabarse, incluso, antes del año, así lo determina la normativa.

“El Gobierno Nacional ha hecho una propuesta, que es el dos por ciento, y nosotros consideramos que ese es el monto adecuado que en el plazo de un año nos dé el monto que se prevé recaudar, que es de aproximadamente $1.090 millones, más las inversiones que se van a hacer con estos fondos de contingencia, con lo cual estamos bordeando más o menos los $1.700 millones, que será intervención pública”, dijo Martínez.

Negó, además, que el incremento del IVA provoca que la actividad económica decaiga, precisando que el régimen hizo el cálculo de los dos puntos, asumiendo la desaceleración que está sufriendo la economía ecuatoriana con la caída de las ventas frente a los años anteriores. “Ya incluyendo eso, los dos puntos de IVA nos dan estos aproximadamente $750 millones. Esta fuente de financiamiento no es la única que está prevista para atender lo que está ocurriendo en las zonas afectadas”, aclaró.

Dijo que, en los últimos días han empezado a llegar varios desembolsos, también está prevista la entrada de ciertas líneas contingentes de financiamiento que sobrepasan los $600 millones. “El Fondo Monetario tiene un producto que son líneas para contingencias, no sujetas a condicionamiento, entiendo que es alrededor de $350 millones, no implica cartas de intención”, mencionó Martínez en relación al acercamiento que tuvo el Gobierno con este ente internacional. (VCV/La Nación)