Opinión

MARKETING POLÍTICO

Antonio Aguirre

[email protected]

Con una sencilla definición, se trata de una disciplina dedicada al análisis del comportamiento de los mercados y de los consumidores. La traducción más simple, es el mercadeo técnico para la comercialización de bienes y servicios.

En lo que respecta al mercadeo técnico, en lo Político, se desarrolla después de las elecciones del año 1.968 en que triunfó el Dr. José María Velasco Ibarra, antes se hacían las encuestas a la criolla, se inventaba una canción pegajosa para escucharla en la radio, se enviaban a imprimir unos afiches, contrataban grupos de pintores, preparaban un bonito eslogan y a caminar por todo el país buscando votos.

En la actualidad, con el desarrollo de las tecnologías en las comunicaciones se ha convertido en un arte, en el que el principal objetivo es destruir y descalificar al contrincante utilizando cualquier tipo de recurso.

La presidenta de la Asamblea Nacional con conocimiento de causa admite que el candidato Guillermo Lasso fue perjudicado en la última elección por una campaña sucia de Marketing Político, donde se lo acusaba de ser el culpable del feriado bancario que le ocasionó una pérdida importante de votos.

Estamos a varios meses de iniciar las campañas para elegir autoridades seccionales y el marketing o mercadeo político destructivo ya empieza a funcionar valiéndose del anonimato de las redes sociales abusando de la libertad de la libre expresión, si así empiezan las precampañas es de esperarse un final de pronóstico poco recomendable para la salud de la comunidad que aspira días mejores y vivir en desarrollo con absoluta paz social.

Termino con una reflexión bíblica: No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.