Internacional

Mario Vargas Llosa: «El chavismo ha comenzado a desmoronarse»

El Nobel de Literatura ha advertido sobre «los zarpazos» de un «régimen moribundo» tras el triunfo opositor en las elecciones legislativas.

VENEZUELA. El nobel de Literatura ha advertido sobre «los zarpazos» de un «régimen moribundo» tras el triunfo opositor en las elecciones legislativas. Destacó además el rol de las Fuerzas Armadas para neutralizar los intentos de fraude.

En una extensa columna publicada por el diario El País de España, Mario Vargas Llosa analizó el escenario venezolano surgido después del 6 de diciembre, cuando la oposición alcanzó el control de los dos tercios de la Asamblea Nacional.

Tras la derrota electoral, Vargas Llosa consideró «moribundo» el régimen del presidente Nicolás Maduro, cuya administración «ha comenzado a desmoronarse». «Un viento de libertad» recorre ahora Venezuela, un país «devastado por 17 años de estatismo, colectivismo, represión política, demagogia y corrupción», escribió Vargas Llosa.

El nuevo escenario, no obstante, está ahora plagado de nuevos desafíos, sobre todo por las urgencias económicas que padecen los venezolanos. Para enfrentar el futuro, el escritor ha pedido a la oposición, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que evite las disputas internas.

«Lo peor que podría ocurrirle a Venezuela en estos momentos es una querella interna en la MUD. Una oposición dividida sería un verdadero regalo de los dioses para el régimen chavista que, a consecuencia de la brutal derrota electoral que acaba de recibir, comienza a dar síntomas de divisiones y discordias internas», opinó en El País.

Vargas Llosa se ha mostrado sorprendido por la celeridad del Gobierno para reconocer la derrota, una decisión que no atribuyó a la «convicción democrática» de Maduro. «Mi impresión es que el fraude estaba preparado y que, simplemente, no pudo llevarse a cabo por la abrumadora superioridad del voto opositor (cerca de ocho millones contra cinco) y por la actitud del Ejército, que impidió al Gobierno chavista ponerlo en práctica», dijo.

Prueba de ello ha sido la disputa entre Diosdado Cabello, ex jefe de la Asamblea Nacional, y el jefe del Ejército y ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López. Vargas Llosa ha considerado que la postura del Ejército será decisiva en el futuro inmediato.

«Si mantiene la neutralidad que ha tenido durante el proceso electoral y se niega a ser utilizado como fuerza de choque del régimen para clausurar la Asamblea Nacional o condenarla a la inoperancia, el desmontaje del chavismo puede ser gradual, pacífico y acelerar, mediante el apoyo internacional, la recuperación económica de Venezuela. En caso contrario, el espectro de una guerra civil y de una sanguinaria represión contra el pueblo que acaba de manifestar su repudio del régimen, son previsibles», escribió el nobel.

 Por todo ello, Vargas Llosa pidió a los venezolanos que no bajen la guardia contra el régimen. En su opinión, «una fiera herida es más peligrosa que una sana y que los zarpazos del régimen moribundo pueden hacer todavía mucho daño a la golpeada Venezuela».

En cuanto a las prioridades opositoras en la Asamblea que sesionará a partir del 5 de enero, figura «abrir las cárceles, a fin de que Leopoldo López, Antonio Ledezma y las decenas de demócratas encarcelados salgan en libertad». Vargas Llosa pidió además «que la ayuda internacional se vuelque apoyando esta tarea hercúlea, devolver al país la credibilidad financiera y la legalidad y la eficacia institucional que ha perdido en estos años de desvarío y locura chavista». (INFOBAE)