Actualidad

Marcha indígena rumbo a Quito

La marcha ha completado once días, recorriendo más de 700 kilómetros para protestar contra el gobierno del presidente Correa.

QUITO. Todo está listo. Ayer, los indígenas atravesaron el último tramo para que la marcha «por la dignidad de los pueblos» llegue a Quito procedente de Machachi. Ahí, en la ‘Carita de Dios’, realizarán una movilización de protesta contra el gobierno de Rafael Correa, a quién le exigen rectificaciones entre las principales e innegociables archivo de las enmiendas.

Pero previo a la marcha hacia Quito las organizaciones realizaron una ceremonia en Machachi. Jorge Herrera, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), volvió a advertir que el levantamiento indígena no busca desestabilizar al gobierno.

“Este levantamiento –indígena- no tiene el carácter de hacer juego a la derecha, porque la derecha está en el mismo Carondelet. El levantamiento no busca desestabilizar a nadie y continuaremos hasta tener resultados. Por ello se declara oficialmente el levantamiento que no solo es de indígenas, sino de todos”, dijo.

Aunque en principio la marcha pretendía llegar ayer a Quito, dirigentes de la Conaie aclararon que será hoy y que los indígenas no retornarán a sus comunidades mientras no haya un pronunciamiento concreto del gobierno a sus demandas.

Herrera no dio una hora exacta del arribo de los indígenas, porque según él, la Policía podría frenar el paso de los caminantes hacia la capital. “Si nos cierran las carreteras encontraremos la forma de llegar (…) Allá vamos Quito”.

No obstante, varios dirigentes indígenas aseguraron que la movilización llegará de todas maneras a Quito, y afirmaron que si no lo pueden hacer por las carreteras custodiadas por la Policía, utilizarán los caminos de las montañas para hacerlo. Según un comunicado de la Conaie, 20.000 personas respaldaron el levantamiento.

Herrera también recordó que la Conaie convocó desde ayer a un «levantamiento» en todo el país, que implica el alzamiento en protesta en todas las comunidades indígenas del Ecuador. Y adelantó que en su trayecto a Machachi, la ‘vaquita de la dignidad’ fue atacada con pintura.

Este es el segundo ataque que sufre el monigote que encabeza la marcha, pues anteriormente también recibió disparos de bolas de pintura.

La Conaie aseguró que el Mandatario no ha cumplido sus promesas de cambiar las estructuras del país y aseguró que después de ocho años de mandato, la riqueza aún está concentrada en pocas manos.

«El día jueves es un desafío, no para el gobierno, sino para el país entero. O permitimos que esos rezagos del pasado sigan haciendo daño al país o los superamos definitivamente mostrando el rechazo unánime de toda una nación”.

Mientras que Lourdes Tibán, asambleísta por Pachakutik recalcó que el principal rasgo de la movilización ha sido el carácter pacífico, en el recorrido por las siete provincias. Así mismo, desmintió de forma categórica que se hará ruptura de carreteras, como se dijo.
“Hace 25 años, la lucha fue reivindicativa por los temas indígenas, hoy es por los temas del Ecuador” apuntó. No quiso dar detalles del recorrido de la movilización en Quito, aunque señaló que esta noche haría un anuncio público.

Para Giovanny Atarihuana, dirigente del movimiento Unidad Popular, la movilización indígena que entrará hoy a Quito, recalcó que el gobierno debe cambiar de políticas, aunque se mostró escéptico con un cambio de actitud. “Nos quedan las calles para protestar. La inflación es galopante y no hay trabajo» denunció.

Además, solicitó que se atienda rubros como la salud o educación, en temas como las escuelas bilingües, médicos especialistas o medicinas. Reconoció que si se ha hecho obra pública, pero puntualizó que “ni la justicia, ni la salud se resuelve con infraestructura”. (DO/La Nación)