Opinión

Marcela Nuques: Salsas artesanales hechas con amor

Las salsas caseras están ganando cada día un espacio en los hogares guayaquileños. Éstas pueden ir acompañadas en bocaditos, galletas o cualquier tipo de carnes.

GUAYAQUIL. Su experiencia en gastronomía hizo que Marcela Nuques emprenda su propio negocia. La idea nació hace seis meses, cuando le tocó preparar un típico chimichurri, en una reunión, para amigos y familiares. El mismo que tuvo mucha aceptación.

Con el pasar de los días, Marcela tuvo su primer pedido y entonces se dio cuenta que su objetivo era emprender en éste negocio innovador, del cual ella es experta y creó su marca: Salsas Artesanales.

Graduada de Gastronomía Artesanal en la Escuela de Chefs y de Licenciada de Turismo, en la Universidad Espíritu Santo (UESS), Nuques empezó rompiendo las tendencias culinarias al realizar salsas con ingredientes frescos y pocos cotidianos en la gastronomía nacional como: berenjenas, champiñones, ajos, tomates secos, perejil, culantros, tocinos, aceite de oliva, oréganos, cebollas, pimientos, sal, chochos, comino, entre otros.

Estos ingredientes sumados al amor que Marcela le pone a cada preparación, son la base fundamental que encierra su marca.

Con conocimiento en comidas artesanales pero sin los materiales necesarios, Marcela comenzó con la adquisición de un picatodo, una licuadora, cuchillos, varios envases de vidrio para guardar el producto final, que los adquiere desde Quito, entre otros productos.

Su creadora resalta que ‘Salsas Artesanales’ se destaca por los finos cortes de cada una de las hortalizas, verduras, vegetales, o los aliños que utiliza, haciendo que estos aderezos tengan también un toque gourmet.

Entre sus productos podemos destacar el tradicional chimichurri que se lo utiliza para todo tipo de parrilladas, salsa de berenjenas algo distinto pero innovador en el mercado como lo cataloga Nuques, salsa al pesto que son ideal para todo tipo de pasta, de adobo de tocino, salsa de queso, tomates secos, guacamole, ají, champiñones a su vinagreta, tapenade de aceitunas y más.

Adicional a sus salsas, esta marca elabora también conservas de berenjenas, tomates, champiñones. Los precios oscilan entre $8 y $12, depende de los ingredientes y que tipo de salsa a escoger.

La elaboración le toma cerca de una hora o tal vez más, este tiempo lo emplea en los cortes y cocción de algunas especies para crear los productos. Aproximadamente, el período de conservación de los alimentos es de 3 días en refrigeración para las salsas y las conservas pueden durar mucho más.

Docente de Gastronomía en el Tecnológico Espíritu Santo, Marcela recuerda con mucha gratitud empezó en este negocio una de sus alumnas colaboró con algunos envases de vidrio para guardar sus respectivas salsas, llenándola de mucha fuerza para seguir adelante en el mercado.
En la actualidad tiene un stock de más de treinta clientes fijos, algo que llena de mucha satisfacción al ver los frutos de su arduo trabajo.

Cuenta con servicio a domicilio a todas partes de la ciudad y los pedidos se los puede realizar a través de las redes sociales: Facebook, Salsas Artesanales e Instagram @salsasartesanalesmn; o llamar a su celular 0986026262.

Cuenta “Marce”, que como propósito a largo plazo es poder distribuir la marca a nivel de supermercados y tiendas en el país.

“Antes de emprender hay que ser constante y trabajar duro para conseguir el objetivo planteado, y no dejar de arriesgarse en la vida”, palabras que emplea a diario Marcela y que son parte fundamental para sacar su empresa adelante día a día.

Para finalizar manifestó que ha sido difícil el camino, pero no imposible ya que cuenta con la capacidad necesaria que le ha dado el estudio y la experiencia para garantizar al cliente un producto garantizado. (AGS/ La Nación)