Ciencia

Máquinas que pueden tocar jazz

Un nuevo proyecto de DARPA busca crear un sistema que en cinco años sea capaz de improvisar, como lo haría un músico humano.

EEUU. Uno de los proyectos más recientes de DARPA (agencia de investigación de los militares de EE.UU.) tiene que ver con la posibilidad de enseñarle música a un robot, específicamente a un sistema de inteligencia artificial (IA), con miras a desarrollar las capacidades de improvisación de éste; esta organización fue una de las que estuvo detrás de la creación de internet.

Puntualmente, el proyecto intentará enseñarle jazz a una máquina con la esperanza de que, eventualmente, esta pueda improvisar y crear nueva música.

Sí, crear es un término complicado en este caso, como lo son casi cualquiera de las palabras que definen buena parte de las conductas humanas cuando son aplicadas a un sistema hecho de silicio. Pero la idea de DARPA, más que adentrarse en las posibilidades creativas de una máquina (con todo y lo complicado del concepto), es explorar cómo un sistema de inteligencia artificial puede llegar a tomar decisiones en un determinado momento: cómo, basado en unos ciertos parámetros, crea un nuevo curso de acción.

Y para esto la música, y el jazz en particular, parecen ofrecer un camino de entrenamiento bastante anmplio. En pocas palabras, la metodología del proyecto es alimentar el sistema con una base de datos con las partituras de artistas como Miles Davies, Louis Armstrong y Charlie Parker. Después de esto, como sucede con un músico humano, se espera que el sistema deduzca reglas y parámetros de operación, entienda el lenguaje que designa los tiempos, la intensidad y los momentos de la música. La esperanza es que, al igual que lo haría una persona, este conocimiento se traduzca en la capacidad de improvisar, de producir una nueva solución en un instante determinado.

El equipo de investigación está liderado por Kelland Thomas, un profesor asociado del Departamento de Música de la Universidad de Arizona. “Un músico de jazz improvisa según ciertas estructuras y límites, siguiendo guías básicas sobre las que trabajan todos los músicos. Nuestro sistema va a improvisar sobre estas bases”, le dijo el profesor Thomas a Tech Insider, portal que primero reportó la noticia sobre el proyecto de DARPA.

Thomas espera que en cinco años su sistema de inteligencia artificial pueda improvisar, de forma electrónica, al lado de un conjunto de músicos humanos. (Internet/La Nación)