Opinión

MANUEL ADUM CHEDRAHUI

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

UN “TODO DEPORTE” EN EL MUNDO DEL TURF

Manuel Adum Chedraui es todo un personaje en nuestra hípica y, me atrevo a decir, en el deporte guayaquileño.

Lució durante más de una década en el Baloncesto, practicó el automovilismo en una época de grandes figuras del deporte tuerca, destacó como directivo del baloncesto provincial y está inmerso desde muy joven en el mundo del turf, Manuel  es nuestro personaje de hoy.

Desde muy temprano llega al MSD debidamente aprovisionado con un “dietético” almuerzo en el que no puede faltar el frasco de aceite de Oliva, “Cremonini” porque es quien le importa a Ecuador, una botella de Ají Tabasco y un postre por supuesto “bajísimo” en calorías.  Toma asiento en el PALCO OCHO, con quien esto escribe, HACE UNOS CUANTOS COMENTARIOS SOBRE LO TRATADO EN EL PROGRAMA DE LA MAÑANA CON Jorge Delgado Guzmán, cruza unas cuantas bromas con Nagib Farah su “ahijado- sobrino”, los hermanos Ortega Devoto y los Jairala que son siempre gran mayoría y a estudiar las carreras porque para eso “vinimos”.

Algún reclamo “sottovoce” por la bulla de los niños de los palcos vecinos (antes era por los cuatros hermanitos Jairala Valdiviezo (Diego, Juan Pablo, Santiago y Sebastián) a los que, muy en serio, quiere sobremanera, y programa en mano estudia las carreras del Pollón, luego viene el turno de las carreras de USA, principalmente de los hipódromos californianos para aprovechar algún dato de su hijo Manuel que radica en San Diego y es punto puesto en las carreras de “Del Mar”, y no deja de anotarse con los caballos que conduce Joe Talamo.

Así disfruta Manuel Adum el día de carreras en el MSD, igual que lo hacía en su etapa de basquetbolista con Juan y Charbel  Saab, el “zurdo” López, Enrique Solís, Eduardo Jairala y “chalo” Cabrera.  Eran los años del viejo Coliseo “Huancavilca” cuando capitaneaba el quinteto de AJAE o formaba parte de la imbatible Selección del Guayas, lo mismo que cuando fue llamado a integrar la Selección Nacional al Sudamericano de Baloncesto en Asunción, Paraguay. Igual que en el automovilismo hasta aquel fatídico 12 de Octubre de 1968 cuando era copiloto del auto que conducía Yamil Saad, actuó como Presidente de la Junta de Comisarios en varias temporadas y fue Delegado de la Intendencia entre 1979 y 1981, siendo siempre  respetado por jinetes y preparadores que aceptaron severos castigos conscientes de la entereza moral,  conocimientos  y seriedad de quienes conformaban los organismos de control que el presidia.

Activó como propietarios de caballos en sociedad de los studes “Royal Flor” y “Dos Ases” que defendieron ejemplares nacionales de la talla de Discoteca, Primo Aldo y Alameda, y el peruano Santo y Seña, que no siendo de series superiores dieron más de una satisfacción a sus allegados.

Manuel ha cumplido algunos de sus sueños de hípico, presenciar junto a sus hijos Manuel y Johnny la BREEDR’S CUP en “Arlington”. Chicago, y los más importantes eventos clásicos en “Del Mar” así como internacionales en “Monterrico”, que compartimos junto.

Igual que muchos me incluyo entre  ellos, añora  los años del “Santa Cecilia” y “Costa Azul”, hipódromos que se llenaron interrumpidamente con exquisitas carteleras compuestas por ejemplares de superior calidad conducidos por látigos de gran categoría.

Recordando los “años dorados” de nuestro turf, menciona a Mar Negro, Marrón y Consagración como los mejores caballos y a Eduardo Luque como “maestro de la fusta” y al chileno Patricio Correa como “látigo ganador”.

Igual que los viejos “viejos” de aquellos tiempos rememoran aquella fantástica llegada de Sharling, Old Melody, Fancy Walk, Chante Moi, Fascinado y Bravia, todos es menos de un cuerpo de separación.

Desde hace cerca de veinte años las oficia de Periodista Deportivo dirigiendo el Programa Radial “Todo Deporte” que se trasmite de lunes a viernes por SUPER K-800 y junto a Jorge Delgado Guzmán en “Domingo de siempre” por la misma Emisora.

De esta manera hemos querido recrear de manera breve y ciertamente algo incompleta la vida deportiva de este grande y querido amigo que camino a los setenta y dos años continúa brindando lo mejor de sí en favor del Deporte, ahora en su condición de periodista y que se mantiene fiel a su pasión de siempre, la hípica, compartiendo con mis nietos y conmigo el Palco Ocho del MSD.

Así paso por “El Derby” don MANUEL ADUM CHEDRAUI, un gran señor que está felizmente casado desde cuarenta y siete años con Ivonne Farah y es padre de cuatro hijos, Manuel, Johnny, Ivonne y Mariuxi, que le han regalado cinco nietos, capaces cada uno de ellos de hacerlo sacar a relucir su enorme bondad escondida tras un rostro que quiere aparentar dureza.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.