Economía

Manual de Buenas Prácticas para Supermercados ha generado $ 772 millones desde su vigencia en Ecuador

El Manual de Buenas Prácticas para Supermercados es uno de los 16 manuales de control elaborados por la Superintendencia con el aporte de todos los sectores involucrados.

QUITO. En año y medio de aplicación del Manual de Buenas Prácticas Comerciales para Supermercados, la Superintendencia de Control de Poder de Mercado de Ecuador ha logrado introducir $ 772 millones en productos de la economía popular y solidaria, en la perchas de los supermercados y cadenas de farmacias. “Son productos de los pequeños y medianos productores que antes ni siquiera soñaban en estar en las perchas”, indicó a Andes el titular de la entidad, Pedro Páez, quien explicó que el beneficio para los productores nacionales no solo implica el porcentaje de las compras sino también el establecimiento de un espacio en las perchas para exhibir sus productos junto con los productos de los grandes monopolios.

Es preciso destacar que en los primeros seis meses de vigencia de la norma, los supermercados estaban obligados a comprar un 6% de productos de la economía popular y solidaria del total de la facturación, no obstante  muchos llegaron a comprar hasta el 23%. “Esto muestra un cambio de actitud del empresario y la capacidad de respuesta del productor que cumplió las exigencias sanitarias, seguridad, ambientales, laborales y tributarios para comercializar su producto en el supermercado. Son $ 772 millones generados sin un solo dólar de gasto estatal, sin subsidio”, sostuvo Páez al destacar que por el éxito logrado, el modelo que incentiva y proteger a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), ha sido considerado por Argentina, una país urgido por reducir el impacto de la inflación sobre la economía.

“Tenemos 18 universidades argentinas trabajando con nosotros y es más. Un gobierno de derecha como el de (Mauricio) Macri, lanzó la iniciativa de tener una ley de góndolas (nombre con el que identifican a las perchas) basado en la experiencia ecuatoriana”, mencionó Paéz al subrayar que este no es un tema de posiciones políticas sino de romper la visión patriarcal del Estado.

Según el Superintendente ecuatoriano, tras la aplicación de la normativa, las Mipymes han logrado romper las ataduras que tenían, está generando riqueza, empleo y ahora están trabajando con las universidades para introducir nuevas tecnologías en su producción. Es el caso del sector artesanal que junto con la Universidad de Loja están analizando microcompontes de robótica en juguetes que serán comercializados en la próxima época navideña.

En cuanto a las cadenas de supermercados, que al principio se oponían a la propuesta, también se muestra una mayor apertura. “Se han dado cuenta que es una forma muy diferente de estar bien son sus proveedores y sus clientes, porque también es importante además que el consumidor tenga el derecho a escoger”, apuntó Páez.

Cabe señalar que el Manual de Buenas Prácticas para Supermercados es uno de los 16 manuales de control elaborados por la Superintendencia con el aporte de todos los sectores involucrados. “La ciudadana debe estar con absoluta garantía que todo lo que hemos realizado ha sido avalado por expertos internacionales para garantizar el fundamento técnico en las acciones aplicadas por la Superintendencia”,  anotó.

Con respecto a la SupertiendaEcuador, la cual es una plataforma virtual para la promoción y comercialización de productos y servicios de proveedores nacionales y cuyo objetivo es abrir oportunidades de negocio para las personas que históricamente estaban excluidas, Páez informó que este nuevo paradigma tecnológico abre las puertas para una producción más flexible, con acceso democrático y con una lógica social.

Además, Páez explicó que la plataforma está vinculada al uso del dinero electrónico y tiene mecanismos de financiamiento, garantías, descuentos, promociones sin costo etc. que están a disposición para el micro, pequeños y mediano productor. “Si antes los mercados estaban copados y controlados por los grandes monopolios, ahora tenemos un  nuevo mercado que permite que la gente pueda desplegar oportunidades de negocio sobre la base de la tecnología”; añadió. (VCV/ANDES/La Nación)