Opinión

Manejo de Recursos Naturales Renovables

Ing. Agr . Brenda Mendoza Pimentel/Guayaquil

 

 

LOS APAGONES

 

Estamos viviendo como en la edad de piedra cuando el hombre utilizaba el fuego para mantenerse caliente y ver en la oscuridad, este fuego era encendido a palos de madera que usaban como antorchas; nos ha tocado regresar a las velas, y de pronto en algunos lugares hasta a los candiles; hasta sería conveniente comprarse una petromax (lámpara que contiene una pequeña bomba de aire usada en el campo años atrás) porque en realidad no sabemos cuánto dure la emergencia energética que le han llamado ahorita.

En verdad esta situación nos está afectando a todos, ya que, si estamos en el campo o en la ciudad requerimos de la electricidad para tantas cosas, hay que reconocer que día a día nos volvemos esclavos de la tecnología, esos apagones en la madrugada, no solo nos enloquecen con el calor del trópico, sino que nos ponen en riesgo con el asunto de la delincuencia.

Por otro lado, analicemos una consecuencia que tendrían los actuales cortes de energía, se trata de los resultados de la consulta tan cacareada por el primer mandatario, umm… creo que el pueblo está enfadado y esas votaciones dejarán notar esos “oscuros” momentos que estamos viviendo los ecuatorianos, no vaya a ser que en las urnas se desquiten la impotencia de vernos en estas circunstancias. Así mismo pensemos en el potencial sabotaje que han mencionado, será o no será; también podría ser un poco de humo para algo más, que haya entre bastidores. En fin, casi podría decirse que está habiendo material para una historia como las de Edgar Allan Poe.

En todo caso los creyentes oramos porque llueva y se resuelva con prontitud la situación en las centrales hidroeléctricas y ya de paso oremos para que los resultados electorales del domingo nos convengan al gran conglomerado y no solo a unos cuantos.