Actualidad

Mañana, otro día de marchas

Desde el pasado lunes en varios puntos del país, entre ellos Guayaquil, Quito y Cuenca, principales ciudades de Ecuador, se han registrado concentraciones populares.

GUAYAQUIL. Mañana simpatizantes y opositores del Gobierno Nacional volverán a las calles en el intenso debate que mantienen en torno a la reforma de la Ley de Herencias que promueve el Estado, con el objetivo de buscar la distribución equitativa de las riquezas.

Desde el pasado lunes, en ciudades como Guayaquil, Quito y Cuenca, principales ciudades de Ecuador que se han registrado concentraciones populares. Por un lado, el oficialismo defendiendo la postura del Gobierno y por el otro, los ciudadanos que no concuerdan con las ideas del mandatario ecuatoriano, Rafael Correa.

Y es que la semana pasada, el Jefe de Estado, envío a la Asamblea Nacional el proyecto de ley que establece un impuesto de hasta el 77% sobre las herencias que superen los $35.400.

Con leyendas tales como: “Mi trabajo es mío”, “Basta de Robos”, opositores reclaman que la Ley de herencias es un atentado a su bolsillo, desmotivando así el progreso. Gritos que piden “Libertad”, “Democracia” y hasta la salida de Correa, enmarcaron la jornada de marchas la tarde de ayer en la ciudad capital, mientras que en Guayaquil las cacerolas resonaron por la avenida Nueve de Octubre donde también ondearon las banderas.

Por su lado, oficialistas vestidos de verde con banderas del movimiento PAÍS defendían en las calles lo que ellos dicen “el trabajo de Correa”, que desde su acceso al poder en 2007, ha puesto en marcha un proyecto social denominado la Revolución Ciudadana, con el que ha alcanzado destacados logros en distintos campos.

Ellos alzaron la voz con su tradicional cantico “Alerta! Que camina la espada de Bolívar por América Latina” y consignas de apoyo.

Otros temas como el impuesto a la plusvalía, y reformas que afectan a los maestros y jubilados, se unieron a las causas por las que los ciudadanos convocaron protestas a través de las redes sociales.

Ante la avalancha de protestas registradas en esta semana, Correa, considera que hay una “conspiración en marcha” en el país. Todas las marchas contaron con contingentes policiales quienes se encargaron de evitar desmanes.

“Es claro que hay una conspiración en marcha. La violencia de los de siempre es inaudita. ¡El pasado, no volverá! ¡Somos más! Por eso no quieren el 2017”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter en la que agradeció el respaldo de sus seguidores, que también han salido a las calles a manifestarse desde el pasado lunes.

Añadió que se defenderá “lo logrado” y comentó que “ya aparecieron los de siempre. Eso es bueno, para que todos sepan a qué no enfrentamos. Las dinastías y los politiqueros del pasado”.

Así, mañana con la consigna de “No al Estado Gallinazo”, volverá la oposición a las calles. (VBF/La Nación)