Actualidad

Malestar por trabajos en la Terminal Terrestre

Esto se mantendrá durante los próximos 15 días, y luego se procederá a una medida similar para los pasajeros que embarcan en las unidades desde los andenes de la segunda planta.

GUAYAQUIL. La reubicación momentánea de la llegada de los pasajeros, quienes muchos llegan con maletas o niños en brazos, a la Terminal Terrestre Jaime Roldós Aguilera ha comenzado a generar malestar entre los usuarios. En dicho lugar se realizan trabajos de mantenimiento y ampliación de las rampas de acceso a los andenes del primer y segundo piso de las cooperativas de transporte, progresivamente.

Estas adecuaciones tendrán una duración de un mes, pero la molestia se genera cuando los pasajeros tienen que esperar varios minutos para desembarcar de los buses y luego caminar un largo tramo para ingresar a la Terminal Terrestre y coger el colectivo.

Klider Campos, director de operaciones y seguridad de la Terminal, reconoció que el personal de dicho ente tienen la disposición de ayudar a los pasajeros. “Nosotros tenemos aproximadamente 30 personas en este operativo para guiar tanto a los buses como a los pasajeros que llegan o salen de la Terminal Terrestre de Guayaquil”, resaltó.

Pero, del mismo modo, recomendó a los usuarios llegar con un poco más de anticipación a la hora de salida de sus buses para evitar contratiempos. Sin embargo, algunos de los usuarios se mostraron molestos por la espera, inclusive, no conocían a que se debía.

Uno de ellos fue Guillermo Mendoza, quien esperó varios minutos para salir de la sala de embarque. “No conozco a qué se debe esta demora, pero está mal que retrasen así a la gente”, lamentó.

La obra es ejecutada a un costo cercano a los $3,7 millones y comprende remodelación, reforzamiento y modernización de dicha infraestructura. Los trabajos se contrataron luego de una consultoría técnica determinó los aspectos de la intervención y la necesidad de la remodelación. (DO/La Nación)