Opinión

MAL PAGA EL DIABLO A QUIEN LE SIRVE

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Después de 22 años en la dirigencia del P. S. C. y algo más de 40 años de militancia, el partido aprobó la desafiliación del expresidente Nacional, Pascual del Cioppo Aragundi, quien fue nombrado como Embajador en España por el nuevo gobierno del Presidente Lasso, cuestionando públicamente la decisión diplomática de Del Cioppo, confirmando el dicho popular que “todo cepillo muere sin cerdas”.

Los cueros al sol no dejarán de salir a la luz pública, el ex hombre orquesta y animador de las teletones del P.S.C., cree probable que su Embajada no le fue agradable al líder del partido Jaime Nebot Saadi y con el orgullo que lo caracteriza aseguró que: Nebot tiene su decisión y Del Cioppo la suya, queriendo aparentar una autonomía que no la tuvo.

Como opinión personal da la apariencia que el ex Partido más poderoso del país ya está roto y se encuentra listo por iniciar una estampida mayor, son públicas las deficientes actuaciones y presentaciones de la Alcaldesa de Guayaquil, que no supo administrar el legado histórico de Febres Cordero y Nebot, desechando el modelo exitoso al que quisieron patentar para que sirva de ejemplo en otras ciudades.

El único camino que les queda por lo pronto, es renovarse lo más rápido posible o morirán en cualquier futuro intento electoral, demostrando hasta ahora, que no supieron lavar la ropa sucia casa adentro.