Economía

MAGAP inaugura centro de acopio para maiceros de Balzar

Sólo en Guayas se han construido 7 centros de acopio, con una inversión de 1,5 millones de dólares.

BALZAR. Los pequeños y medianos agricultores del cantón Balzar, en Guayas, cuentan con un nuevo centro de acopio de maíz. 

Con esta infraestructura los productores maiceros podrán acopiar, limpiar, secar y comercializar el grano de manera directa, reduciendo de esta manera la cadena de intermediación.

Carlos Zumba, presidente de la Asociación de Trabajadores Agrícolas Autónomos 12 de Octubre, dijo que anteriormente debían alquilar plantas secadoras para poder vender el producto, y con esta obra tenemos nuestro producto listo para la industria. “Antes teníamos que pasar por los intermediarios, ahora podemos vender el maíz a la industria con las características que esta requiere, es decir, seco y limpio”, añadió.

El centro de acopio beneficia de manera directa a los 45 socios, pero impacta de manera indirecta a más de 250 familias de Balzar y sus zonas de influencia. El propósito de esta infraestructura es mejorar la cadena de comercialización, cumpliendo la función de reunir la producción de los pequeños productores para que puedan competir en cantidad y calidad, de manera que se conviertan en proveedores directos de los principales consumidores del rubro, a escala nacional. 

 

Para el ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Javier Ponce, muchas veces se habla de que los precios oficiales no se respetan y se exige a las autoridades que intervengan para que se hagan respetar.

“La mejor manera de proteger los precios es con este tipo de infraestructura y a través de ustedes compañeros productores, de esta manera pueden acopiar, cuidar sus granos, limpiarlos, secarlos, darle un valor agregado y en ese momento comercializarlo. Eso es lo más importante de este tipo de infraestructura”, recalcó el Ministro.

Javier Ponce agregó que estas obras van acompañadas con los créditos productivos que otorga  BanEcuador, a través de préstamos para movilización de las cosechas; “la idea es fomentar los créditos asociativos, de esta forma los compañeros reciben una cantidad, compran el maíz, lo acopian, limpian, secan, lo venden y con esos recursos pagan ese crédito e inmediatamente reciben otro crédito para empezar otra vez el trabajo”.

Durante la inauguración de esta obra también se realizó la entrega de 30.000 plantas de cacao en beneficio de pequeños y medianos productores de los cantones Colimes y Balzar. (Magap/LA NACIÓN)