Economía

MAG coordina acciones interinstitucionales para suplir el déficit de alimento para ganado afectado por la sequía

Galápagos, Pasto elefante de 65 hectáreas ubicadas en la zona denominada “Las Cañas”, del Parque Nacional Galápagos (PNG), es cortado por productores ganaderos, a fin de que sirva como alimento para el ganado bovino de la Región Insular, afectado por la escasez de lluvias.

Esta iniciativa es liderada por la Dirección Distrital Galápagos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y beneficia directamente a 163 ganaderos de Santa Cruz, quienes ahora disponen de una alternativa viable para mantener la nutrición de 7.176 cabezas de ganado durante este periodo crítico.

La provincia de Galápagos se enfrenta a una sequía, por lo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) declaró la emergencia en el sector agropecuario, mediante la Resolución No. 040 del 26 de junio de 2024. Esta emergencia se extenderá por 90 días, con la posibilidad de ser renovada según la evaluación del Comité de Operaciones de Emergencia de la Provincial Galápagos.

Como parte de las acciones, se corta el pasto en “Las Cañas”, como una medida urgente para asegurar la alimentación del ganado. La metodología incluye la formación de grupos de seis personas encargadas del picado de pasto y el manejo de maquinaria, como picadoras y ensiladoras, que se colocan en la zona a intervenir.

El proceso de corte, picado y ensacado de pasto se realiza en presencia de los beneficiarios y sus equipos de trabajo. Posteriormente, el pasto picado se transporta desde la zona del Parque Nacional Galápagos hasta las fincas ganaderas.

Esta iniciativa tiene la colaboración de varias instituciones y actores clave, incluyendo el MAG, el PNG, los gobiernos autónomos descentralizados y los productores locales.

El MAG coordina la estrategia y metodología de extracción; el PNG supervisa y regula las actividades dentro del Parque Nacional, los gobiernos autónomos descentralizados apoyan en la movilización y distribución del pasto, mientras que los productores participan activamente en el corte y manejo del pasto. La coordinación se realiza a través de reuniones periódicas y comunicaciones constantes entre las instituciones y los productores.

El plan de distribución del pasto extraído garantiza que llegue a los productores y animales que más lo necesitan. Además, se implementan mecanismos de almacenamiento y conservación, como el ensilaje, para asegurar la disponibilidad futura del pasto. Los productores también disponen de contenedores para almacenar las fundas de ensilaje, facilitando así su uso en momentos de mayor necesidad.

Según datos del Registro Nacional Agropecuario (Renagro 2022), en Galápagos hay 11.587 cabezas de ganado vacuno distribuidas en 348 Unidades de Producción Agropecuarias (UPAs).

También se registra un total de 8678,02 hectáreas de pastizales destinados a la producción bovina, pero el 70% de estos se ven afectados por la falta de lluvias, lo que ha reducido la condición corporal de los animales y disminuido la producción de leche en un 44,17%.

Por:  www.agricultura.gob.ec