Internacional

Maduro nombra ministro de Economía a un sancionado por EE.UU. por corrupción y blanqueo de capitales

Simón Zerpa está acusado de actividades de corrupción y blanqueo de capitales

CARACAS. En un franco desafío a Washington, Nicolás Maduro ha designado como ministro de Economía y Finanzas al ex vicepresidente de Finanzas de la estatal petrolera (PDVSA) Simón Zerpa, que fue sancionado por Estados Unidos junto a otros 13 altos cargos de Venezuela por actividades de corrupción y blanqueo de capitales.

En la Gaceta Oficial se señala que Zerpa fue nombrado titular de la cartera de Economía, «en condición de encargado, con las competencias inherentes al referido cargo, de conformidad con el ordenamiento jurídico vigente».

La decisión ha sido interpretada como un desafío a Estados Unidos. Entre los sancionados en este país destaca Zerpa junto a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; la exministra y miembro de la comisión para la Constituyente, María Iris Varela; el entonces defensor del Pueblo, Tarek William Saab y otros once funcionarios más. Los 13 funcionarios sancionados a finales de junio se suman a otros 27 cargos que ya había sancionado EE.UU. anteriormente por «abusos de derechos humanos, corrupción y acciones para minar la democracia», con el objetivo de presionar al régimen de Maduro para que no continuara con su plan de crear su Asamblea Constituyente.

La Constituyente no ha redactado ni un artículo de la reforma de la Constitución -para lo cual fue supuestamente creada- sino que se ha dedicado a legislar y tomar decisiones ejecutivas. El viernes designó como nuevo presidente del Banco Central de Venezuela a Ramón Lobo, hasta ese momento ministro de Economía y Finanzas.

Por otra parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha convocado con anticipación elecciones municipales para diciembre aprovechando la división interna de la oposición, ahondada tras los recientes comicios de gobernadores regionales. El régimen de Maduro no ha dado tiempo a la formación opositora a digerir la debacle que sufrió el pasado día 15, cuando apenas ganó 5 de las 23 gobernaciones de las regionales, calificadas de fraudulentas por la oposición. El chavismo, subido a la ola del triunfalismo, adelanta tres meses las municipales para asegurarse del control político del país.

Convocatoria de elecciones municipales

Maduro pretende al mismo tiempo acabar con la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -que ahora observa la descomposición de las 19 organizaciones políticas que la integran- al convocar anticipadamente para el próximo 10 de diciembre las municipales. La MUD no ha tenido tiempo de reestructurarse ni de organizarse como plataforma unitaria electoral de la oposición. Tampoco ha tenido margen suficiente para crear una nueva organización opositora.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, anunció este sábado que los partidos deberán comenzar a presentar sus candidatos a alcalde a partir de mañana lunes. Julio Borges, presidente del Parlamento legítimo y coordinador nacional del partido Primero Justicia, anunció que su formación no participará en las municipales hasta que el Consejo Nacional Electoral «no cambie su fraudulento sistema electoral por uno limpio y transparente».

Freddy Guevara, vicepresidente de Voluntad Popular, partido fundado por Leopoldo López, coincidió con Borges en no participar en las elecciones municipales en estas condiciones. María Corina Machado, del partido Vente Venezuela, tampoco va a participar en el «fraude anticipado».

Acción Democrática se pronunciará la próxima semana. Hay otros grupos como el Movimiento al Socialismo y Un Nuevo Tiempo y Avanzada Progresista que están en conversaciones para crear un grupo opositor diferente a la MUD. (ABC/LA NACIÓN)