Opinión

MADURO, EL FARSANTE MAYOR

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Felizmente está un poco lejos físicamente pero sentimentalmente está muy cerca de sus admiradores y fanáticos ecuatorianos, que siguen soñando en las maravillas «Comunistas Venezolanas», que tienen a un país sumido en la más desastrosa miseria, perseguido por las fuerzas de la seguridad nacional y sin ningún tipo de certeza que protejan sus vidas.

Los cálculos primarios de la hiperinflación proyectada para este año fue de 1’000.000 % anual, pero superó todos los pronósticos y posiblemente esté cercana a 1’2000.000%, logrando un nuevo récord difícil de superar a no ser si nuestros sabios de la economía se esfuercen un poco, desbaraten la dolarización y empiecen a imprimir una nueva moneda.

No sería una novedad, el Presidente Moreno cuando era candidato ya pensaba seriamente en aquello y su actual frente económico nos estaría llevando por ese camino por la forma errada de llevar la economía directamente al despeñadero.

Acusarán como gran culpable al precio del petróleo que está en caída libre más o menos en $ 40 el barril, es decir que el reajuste del presupuesto ya se quedó corto aumentando el futuro déficit y la imposibilidad de pagar los intereses vencidos de los préstamos adquiridos por el vende patria prófugo de justicia.

Si no hay un cambio radical la economía seguirá el mismo camino de Venezuela y los $ 70.000 millones robados felices y contentos esperando que los busquen y los encuentren, mientras tanto el riesgo país aumenta por lo menos dos veces a la semana causando más incertidumbre a los desaparecidos inversionistas, ofrecidos con solemnidad por el Presidente engañado por su Ministro.