Internacional

Maduro busca reunión con mexicano Peña en cumbre en Costa Rica a fin de mes

Maduro planteó el encuentro con Peña Nieto para los márgenes de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) el 28 y 29 enero.

MÉXICO. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está buscando tener una reunión con su colega mexicano, Enrique Peña Nieto, para hablar del mercado petrolero y el desplome de los precios cuando coincidan en una cumbre en Costa Rica a fin de mes, dijo  una fuente diplomática.

 Agobiado por la caída de los precios de los hidrocarburos, el mandatario venezolano está cerrando esta semana una gira que lo llevó por China, Rusia, Irán, Qatar, Arabia Saudita y Argelia en busca de recursos para oxigenar a la vapuleada economía de su país.

 Otra fuente mexicana dijo que el presidente de México sí tiene planeado asistir a la cita de la CELAC, pero no precisó si el encuentro con su par venezolano estaba ya en agenda.

 “Le estoy solicitando una reunión al presidente de México para continuar construyendo las fórmulas, le hicimos la exposición completa de lo que hemos recogido de propuestas de nuestros hermanos países de la OPEP y de lo que estamos recogiendo de los productores no OPEP”, dijo Maduro en la víspera tras reunirse con el mandatario ruso, Vladimir Putin.

 Ni México ni Rusia forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que a finales de noviembre decidió mantener su producción sin cambios, en una victoria para los productores del Golfo Pérsico, liderados por Arabia Saudita, frente a los miembros menos fuertes del grupo que pedían medidas para detener la caída en picada de los precios del crudo.

 La cesta venezolana de crudo y derivados rompió la barrera de los 40 dólares y marcó un nuevo mínimo desde abril de 2009 para cerrar la semana en 39,19 dólares por barril (dpb), golpeada por la perspectiva de una caída en la demanda global.

 Y mientras la recesión económica y una de las inflaciones más altas del planeta golpean a los venezolanos, la escasez de casi todo tipo de bienes se ha disparado, obligando a los ciudadanos a hacer tortuosas filas para comprar desde papel de baño y detergente hasta pollo. (Reuters/ La Nación)