Deportes

El Madrid y Cristiano buscan refugio en la Champions

El Madrid ha sido capaz de desarrollar su mejor juego esta temporada en la competición continental y donde Cristiano Ronaldo no parece sufrir tanta ansiedad.

El desastroso comienzo de temporada en la Liga obliga al Real Madrid a mandar un mensaje tranquilizador en la Champions League, donde este martes busca la clasificación para octavos ante el Apoel de Nicosia. La irregularidad en la Liga parece haberse contagiado a la competición europea tras los pinchazos ante el Tottenham y el encuentro en Nicosia plantea incógnitas hace tiempo impensables para el campeón.

La crisis de juego es ya un clamor en las oficinas de Concha Espina. Los resultados no son los deseados y ello se ha visto agravado por el buen hacer del Barça, líder consistente de la Liga. A las dudas en el juego se han sumado los problemas de pegada de sus delanteros, un hecho paradójico en un equipo históricamente capaz de hacer gol y ganar partidos sin realizar buen juego.

Un triunfo ante el Apoel en Nicosia clasifica al vigente campeón a octavos
Cristiano Ronaldo es el mejor ejemplo de la depresión blanca. Tras lograr un gol en ocho partidos en Liga, la ansiedad vuelve a ser el peor enemigo del portugués. Junto a él, Benzema sigue sin lucidez ante la portería rival y Bale ni siquiera ha hecho acto de presencia tras sus repetidas lesiones.

Sin embargo, el Madrid siempre tiene un clavo ardiendo al que agarrarse. En este caso es la Champions League, competición en la que han desarrollado su mejor juego esta temporada –ante el Borussia Dortmund- y donde Cristiano Ronaldo no parece sufrir tanta ansiedad. El portugués acumula seis tantos y es líder anotador de la competición.

Un triunfo ante el Apoel en Nicosia clasifica al vigente campeón a octavos y es una buena noticia en un terreno repleto de irregularidad. El golpe recibido en Wembley dejó el liderato de grupo en manos de un milagro. En Chipre de momento, los jugadores de Zinedine Zidane pueden asegurar el pase y esperar a lo que ocurra en el duelo del Tottenham, su último verdugo en Europa, ante el Borussia Dortmund.

Las rotaciones son más que probables en el centro del campo. Las bajas no deberían ser un problema pero el Madrid se presenta en Nicosia sin Keylor Navas en portería, Sergio Ramos en defensa tras fracturarse el tabique nasal en el derbi madrileño, ni Gareth Bale en el ataque. Además puede ser pronto para dos partidos de alta intensidad para un Carvajal recién recuperado.

La Champions League siempre despierta una motivación especial en los blancos
La estadística dice que el Madrid resulta poco fiable tanto con el teórico once titular, como con rotaciones, pero la Champions League despierta una enorme motivación en los blancos, que debería ayudarles a no ahondar en una crisis que en la Liga les ha dejado prácticamente desahuciados.

http://www.lavanguardia.com