Internacional

Macri y Rousseff estarán atentos a Venezuela

Luego partió hacia Santiago, donde ayer en la noche se reunió con la mandataria chilena, Michelle Bachelet.

BRASILIA. La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, recibió ayer al presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, con quien acordó «observar con atención» el desarrollo de las elecciones legislativas del domingo en Venezuela e instar a la Unión Europea (UE) a negociar un acuerdo comercial con Mercosur.

Macri inició su primer viaje al exterior como presidente electo de Argentina en Brasilia, donde hoy fue recibido por Rousseff en el Palacio presidencial de Planalto para una reunión que se extendió durante poco más de una hora.

Uno de los asuntos tratados, según dijeron fuentes brasileñas y confirmó el propio Macri, fue la situación de Venezuela frente a las elecciones parlamentarias que se celebrarán el domingo próximo.

En una rueda de prensa ofrecida en la propia sede del Gobierno brasileño, Macri bajó el tono de sus declaraciones con relación a Venezuela y evitó alusiones a su intención de pedir que Mercosur sancione a ese país por una supuesta falta de libertades y la situación de los presos políticos, a lo que Rousseff se ha opuesto.

Sin embargo, declaró que sus posiciones no son tan lejanas. «No siento que tengamos posiciones tan encontradas», pues «ambos tenemos compromisos muy firmes con la democracia», declaró Macri.

También dijo que con Rousseff observarán «con atención lo que pase el domingo y los días posteriores» y analizarán el resultado del proceso electoral venezolano en una reunión que tendrán el próximo jueves en Buenos Aires, en el marco de su toma de posesión.

Asimismo, mostraron una plena coincidencia en el sentido de que ambos países consideran una «prioridad» la prolongada negociación entre la UE y el Mercosur e instaron al bloque europeo a sentarse a la mesa para cumplir con el intercambio de ofertas para lograr un acuerdo comercial.

«En vistas de que la oferta del Mercosur está lista desde julio de 2014», ambos «renovaron su expectativa de que la UE cumpla el compromiso asumido en junio de 2015 y finalice su oferta cuanto antes», dice una nota divulgada por la Presidencia brasileña tras la reunión.

El comunicado agrega que el intercambio de ofertas permitirá el inicio de una «nueva y definitiva fase» de unas negociaciones que «son prioritarias» para Argentina y Brasil y «también para sus socios en el Mercosur», que son Uruguay, Paraguay y Venezuela, aunque este último no participa en las tratativas con la UE.

En la rueda de prensa, Macri reiteró su deseo de que el Mercosur y la UE «pongan sus ofertas sobre la mesa al mismo tiempo» y en el plazo más corto posible.

También reconoció que, como ha ocurrido durante las casi dos décadas que llevan estas negociaciones, «el punto más delicado es la integración agrícola».

Aunque ambos bloques habían acordado que el intercambio de ofertas se realizaría antes de que concluya este año, el encuentro de los equipos técnicos responsables por ese acto aún no tiene una fecha decidida.

El pasado domingo, el secretario de Estado español de Comercio, Jaime García-Legaz, dijo en Bruselas, tras una reunión del Consejo de Ministros de la UE, que en el bloque comunitario hay una mayoría «amplísima» de miembros proclives al acuerdo, pero que Francia se opone debido a la «falta de ambición» del Mercosur.

Macri también comentó la delicada situación política que vive Brasil y la posibilidad de que Rousseff sea sometida a un juicio con miras a su destitución.

«Me explicó la situación y lo que está sucediendo» y «la vi muy tranquila», declaró Macri, quien no quiso ahondar en comentarios pero sí dijo que confía «plenamente en las instituciones» de Brasil, que en «las últimos décadas ha ido construyendo sistemáticamente su democracia».

Tras su entrevista con Rousseff, Macri viajó a Sao Paulo para una reunión con directivos de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), el más influyente gremio empresarial del país. (Efe/La Nación)