Internacional

Machado declara como imputada en un supuesto plan para asesinar a Maduro

El plan para asesinar a Maduro fue denunciado a finales de mayo por el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

La opositora venezolana María Corina Machado se presentó en la Fiscalía de Caracas para declarar como imputada sobre su presunta relación con un denunciado plan para asesinar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y aseguró que “pasé lo que pasé, la lucha debe continuar”.

“Yo vengo a defender la verdad, a reafirmar mi condición de ciudadana que tiene derechos y creo en mi derecho, en que la verdad de los venezolanos se escuche y es la que vengo a exponer “, dijo la exparlamentaria a los periodistas frente a la Fiscalía, acompañada de decenas de simpatizantes y dirigentes opositores. Machado, que acudió al Ministerio Público en calidad de imputada, calificó las acusaciones en su contra de infamias que buscan acallarla.

“Si creen que con amenazas, con chantajes, con presiones nos van a acallar, se equivocan, no tengo miedo no podemos tener miedo, somos una enorme mayoría que quiere un cambio profundo”, aseveró.

Los mensajes atribuidos a la opositora, decían que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener “el financiamiento para aniquilar a Maduro”.

Poco después la misma Machado reconoció que los correos correspondían a sus cuentas, pero aseguró que ya no usaba esas direcciones y que ella no quería ni un magnicidio ni un golpe de Estado sino la renuncia de Maduro.

Antes de entrar a declarar a la fiscalía, la opositora afirmó que los correos estaban manipulados y eran falsos. “Yo quiero decirle hoy a Maduro y a su régimen, la contribución que pueden hacer por Venezuela, por la paz, es que Maduro renuncie, para que Venezuela pueda avanzar por una ruta de transición a la democracia en paz”, insistió hoy Machado.

Maduro, en un acto gubernamental poco después de conocerse este supuesto plan de asesinato, tildó a Machado de “asesina”, afirmación por la que la exdiputada aseguró que ya estaba sentenciada.

(Efe/ La Nación)