Economía

Luz verde para exportar 207 productos a El Salvador, sin aranceles

Es un mercado de más de 6 millones de habitantes, que se convierte en la puerta de entrada para que Ecuador empiece a exportar su producción.

QUITO. Fueron intensos diálogos los mantenidos entre empresarios salvadoreños y ecuatorianos, previos a  la aprobación del Acuerdo de Alcance Parcial de Complementación Económica entre la República de El Salvador y Ecuador.

Desde un inicio el interés de las partes era un acuerdo de alcance parcial, porque los procesos son más simples y, además, solo participan los sectores productivos que realmente están interesados. Finalmente, la aprobación del Pleno de Ecuador llegó hoy de forma unánime.

Pero, ¿por qué es importante la vigencia de este documento? La respuesta la dieron los asambleístas de la Comisión de Relaciones Internacionales, para quienes se trata de establecer un sistema ágil de solución de controversias comerciales que busque el intercambio de productos entre las dos naciones. Es un mercado de más de 6 millones de habitantes, que se convierte en la puerta de entrada para que Ecuador empiece a exportar su producción.

El acuerdo crea preferencias arancelarias para 207 subpartidas, que representan el 92 % de las exportaciones a El Salvador. Las mismas entrarán sin pagar aranceles. Esto se traduce en el crecimiento de un 20 % de las exportaciones de Ecuador.

Ya existe un antecedente, pues con Guatemala los resultados de la firma de un acuerdo similar arrojaron excelentes resultados y, justamente por eso, la expectativa es grande en el sector productivo del país, porque consideran que El Salvador se convertirá en un aprendizaje para entrar a mercados más grandes.

Comercio exterior

La ponente del informe fue la legisladora Paola Vintimilla, quien aseguró que se generará más empleo en un momento en el que Ecuador necesita abrir las puertas al comercio exterior para la reactivación económica. “Se facilita el comercio de mercancía y fomenta las relaciones comerciales entre las partes”, dijo al aclarar que El Salvador es uno de los mercados regionales a donde se exportan productos terminados de línea blanca y cerámica. Pero se pretende beneficiar a otra serie de artículos, como muebles, confitería y textiles.

Durante las mesas de trabajo realizadas con los sectores involucrados, uno de los compromisos del sector empresarial fue incrementar los puestos de empleo una vez que entre en vigencia el acuerdo, pues va en la línea de generación de trabajo y reducción de pobreza. “Tenemos una interesante producción que nos permite mirar un panorama alentador. El acuerdo beneficiará a las dos partes, pero de manera especial a Ecuador”, resaltó Doris Soliz, presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales.

Con ese criterio coincidió el asambleísta César Rohón, quien habló de fortalecer los bloques regionales en la Comunidad Andina de Naciones y Mercosur, e hizo notar lo importante del acuerdo suscrito con la Unión Europea, vigente desde enero de 2017. Lo vital en este momento es abrir las puertas a otros mercados en el mundo. (Asamblea/LA NACIÓN)