Actualidad

Luz Elena Coloma: “La falta de gestión municipal pone en riesgo a los bienes patrimoniales”

La concejal Luz Elena Coloma habla de reformar las leyes para darle vida a los bienes abandonados o en desuso. Solo en el Centro Histórico de Quito existen 287 propiedades públicas abandonadas.

En el Hotel Quito se realizaron trabajos de remodelación sin autorización. Esta edificación es un bien patrimonial, por lo que las intervenciones deben tener una autorización detallada y específica.

Esto levantó las alertas sobre el estado de los bienes patrimoniales en la capital. La Hora habló con la concejal Luz Elena Coloma, para tratar el tema.

¿Cómo se cataloga un bien patrimonial?

Para catalogar a un bien como patrimonial o no, existen elementos que se toman en cuenta en una ficha técnica. Indicadores como tiempo en el que fue construido, significación de su construcción, su propia historia y valores técnicos que determinan si el bien puede ser parcialmente intervenido o si no puede ser intervenido para nada.

El Hotel Quito no se puede derrocar, pero puede ser intervenido, con la aprobación necesaria por parte de la Comisión de Patrimonio y Áreas Históricas del Municipio y la Secretaría de Territorio, Hábitat y Vivienda.

¿Qué tipo de adecuaciones pueden realizarse en un bien patrimonial?

Se pueden hacer cambios que no alteren la edificación, que permanezcan sus características constructivas y por dentro también se mantengan.

Por ejemplo, la intervención en el nuevo edificio del Banco Pichincha (plaza de San Francisco), en el Centro Histórico, está realizada en una casa patrimonial, que podía ser intervenida, no derrocada. Y la intervención más bien quitó todos los agregados que con el tiempo se le habían puesto a la casa y habían dañado su estructura original.

¿Quién se encarga de catalogar estos bienes?

Es un trabajo que tiene que ser compartido, porque el Municipio de Quito es el que regula el uso del suelo y tiene bienes patrimoniales identificados y también, por su parte, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) maneja el sistema de patrimonio cultural del Ecuador, que es un gran archivo de los elementos patrimoniales.

En el caso del Hotel Quito, cuando lo iban a vender, se hace un cambio en la ficha técnica del INPC y se coloca que una parte de la edificación no es patrimonial, aunque esto nunca se coteja con el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), por lo que en este último la ficha técnica del hotel sigue siendo la misma ficha desde la declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Es probable que este cambio se haya hecho para vender y que sea “atractivo al comprador” tumbarse la mitad del hotel, pero esto no tiene una autorización del Municipio.

¿Se puede vender un bien patrimonial?

Claro. En el caso del Hotel Quito, en ese momento era del Estado. Esto se da antes del 2016 cuando sale la Ley de Cultura, que dice que los bienes patrimoniales son inalienables, inembargables e imprescriptibles, es decir no se pueden vender.

Esto nos ha causado muchos problemas, el Municipio tiene algunas propiedades en el Centro Histórico que no las puede mantener, las tiene botadas, vacías y que las podría vender. Lo que se debe hacer es distinguir lo que puede vender.

¿Qué pasa con los bienes patrimoniales que están en desuso o abandonados?

Primero habría que reformar la Ley de Cultura del 2016 para poder poner ciertas salvedades. Por ejemplo, si se quiere desarrollar proyectos de vivienda de interés social.

El Municipio tiene casas reconvertidas en departamentos con ese objetivo, pero que no las puede vender, están arruinándose porque no se puede vender.

¿Es posible que lo que pasó con el Hotel Quito, en cuanto a los arreglos que se estaban haciendo sin permiso, haya sucedido con otros bienes menos expuestos y que no se tenga conocimiento?

Sin duda, pasa mucho que hay intervenciones en bienes patrimoniales, que alteran de manera muy drástica las características que les hicieron patrimonio, y pasa el tiempo y resulta que se han perdido esas características por intervenciones fuera de norma. También pasa al contrario, no hay ninguna intervención, lo que se llama incuria, y se le deja a la casa caer, porque al dueño no le resulta rentable o atractivo tener un bien patrimonial y prefiere que se caiga y vender ese terreno.

Por eso necesitamos reformar la ordenanza, estamos trabajando en eso. Además, para que el dueño de un bien patrimonial pueda intervenir en él, respetándolo, pero rentabilizándolo. No se trata de tener bienes para que se caigan.

¿Qué planes tiene el Municipio para darle vida a estos bienes abandonados?

Lamentablemente creo que el Municipio no tiene plan y eso es lo que me preocupa muchísimo. Siento que el Centro Histórico, donde está la mayor parte del patrimonio, ha perdido el rumbo, no tenemos una visión para esta zona que es tan vulnerable y especial.

Debería haber una decisión mucho más clara del Municipio para darle uso a sus propios bienes. Por ejemplo, a instituciones culturales para que haya movimiento y vida en muchos inmuebles.

De las 5.300 edificaciones que tiene el Centro Histórico, 287 son de propiedad pública. Muchas están abandonadas, convirtiéndose en foco de indigencia y no se pueden vender y se quedan botadas.

Creo que el Municipio ni siquiera sabe bien qué es lo que tiene en el centro, en general en bienes de la ciudad. Han hecho un esfuerzo por poner en orden, pero no se tiene bien claro.

El IMP tiene 60 unidades de vivienda de interés social, que tienen un valor de casi $3’000.000, están en cuatro proyectos y no las puede vender porque la ley le impide.

Hay mucho por hacer, pero lo más importante es que los bienes patrimoniales no se abandonen. Lo peor que podría pasarle al Hotel Quito, después de derrocarlo, es que se quede abandonado, a medias. En ese caso, lo mejor es rehabilitarlo y volver a darle uso.

¿Es posible que estos bienes se puedan entregar en comodato o alquiler a grupos o fundaciones culturales para que las puedan usar?

Totalmente es posible y legal y ha habido interesados, lo que ha faltado es gestión de parte del Municipio.

¿Cuántos bienes patrimoniales tiene Quito?

Solo en el Centro Histórico hay 5.299 edificaciones y son patrimoniales porque están en el centro. Y en Quito son 7.000 bienes patrimoniales

Lo ocurrido en el Hotel Quito generó una alerta. ¿Habrá ahora más cuidado con el control de los bienes?

El IMP y el INPC son las entidades a cargo, pero además en estos casos la veeduría ciudadana es muy importante y también el rol de la Agencia Metropolitana de Control, que debe controlar a la ciudad en muchos frentes y no se alcanza y por eso la veeduría ciudadana siempre es importante.

 

 

 

LA HORA

Luz Elena Coloma: “La falta de gestión municipal pone en riesgo a los bienes patrimoniales” | Diario La Hora