Actualidad

Lucha contra los paraísos fiscales debe ser articulada, dice Rosa Cañete, experta de Oxfam

Expertos y representantes de ONGs que luchan contra los paraísos fiscales se dan cita en un seminario internacional en Ecuador sobre el tema.

QUITO.  La coordinadora de la campaña contra la desigualdad de Oxfam (Confederación Internacional de ONGs), Rosa Cañete, afirmó en Ecuador este lunes que la lucha contra los paraísos fiscales debe ser articulada a nivel global y dijo que ello es clave contra la desigualdad, con énfasis en América Latina.

“Para Oxfam, la lucha contra los paraísos fiscales es clave en la lucha contra la desigualdad”, afirmó en Quito a donde asiste a un seminario internacional con sede en la Cancillería ecuatoriana.

La experta citó el informe publicado por Oxfam recientemente donde se señala que ocho personas poseen tanta riqueza como la mitad de la población mundial, equivalente a 3.600 millones de personas.

“Los niveles de concentración extrema son brutal y van asociados también a una fuerte concentración de poder y esto facilita a las personas más ricas y también a las grandes transnacionales influir en las normativas y en las leyes que lo regulan”, aseveró.

Esta desigualdad, apuntó, no es solo global, y es posible apreciarla en América Latina fuertemente, “el continente más desigual en el reparto del ingreso a nivel mundial, y la podemos ver en el Ecuador”, acotó.

Se refirió a un estudio según el cual una persona que forme parte el 10% más pobre en este país tendría que trabajar alrededor de 159 años para alcanzar el ingreso que tiene en un mes un multimillonario.

Indicó que la lucha contra los paraísos fiscales debe ser articulada a nivel nacional, regional y global, y en ello trabajan hacer varios años diversas organizaciones internacionales, representadas en el evento que se desarrolla entre este lunes y mañana martes en la capital ecuatoriana.

“Queremos plantear la necesidad de que haya un espacio democrático en el que haya un peso equilibrado de la población a nivel mundial en la toma de decisiones sobre este flagelo, algo que actualmente no existe. Por eso, puntualizamos la necesidad de que en el marco de Naciones Unidas se dialogue para crear una gobernanza global que asegure que los intereses de la mayoría están representados en las decisiones que se toman”, acotó.

Añadió que la situación derivada de la existencia de los paraísos fiscales afecta no solo al Ecuador, sino a todos los países, principalmente a los que están en vías de desarrollo.

Cañete consideró que una agenda global debe apuntar también a enfrentar el tema de los incentivos fiscales, la competencia entre países hermanos para atraer inversiones extranjeras a costa de los derechos de las grandes mayorías.

“Cuando los más ricos y las grandes transnacionales dejan, y se les permite de manera legal dejar de pagar sus impuestos, de lo que estamos hablando es que los Estados dejan de tener los recursos que necesitan para invertir en salud y en educación”, anotó.

Argumentó que, por otro lado, se fuerza a estos Estados a intentar buscar los recursos que deberían pagar los más ricos en otra serie de impuestos que realmente afectan más a los más pobres”.

Dijo que el golpe es doble para la ciudadanía porque no consiguen tener los servicios que garantizarían sus derechos y, por otra parte, deben aportar un mayor porcentaje que los ricos para financiar los servicios públicos. (ANDES/LA NACIÓN)