Economía

Los vuelos entre Ecuador y Argentina se incrementarán tras la modificación del cuadro de rutas

El cambio permite liberar el límite de frecuencias y expandir los derechos de tráfico de pasajeros, entre otros aspectos. No obstante, no aplicará en Galápagos por razones de protección ambiental.

Un cambio importante para la conectividad aérea entre Ecuador y Argentina se concretó este 2 de mayo. El subsecretario de Transporte Aéreo del Ecuador, Pablo Galindo, y su par de Argentina, Hernán Gómez, suscribieron un acta que permite modificar el cuadro de rutas entre ambas naciones, definido en el 2006.

Se trata del Anexo 1 del Acuerdo de Servicios Aéreos (ASA) que permite liberar el límite de frecuencias y expandir los derechos de tráfico de pasajeros, carga y correo en forma combinada y para servicios de carga exclusiva.

De esta forma, se eliminan las restricciones entre ambos países en materia de transporte aéreo, lo que hace posible pasar de siete frecuencias a un número ilimitado. Las aerolíneas que operan en Ecuador y están interesadas en volar hacia Argentina, ahora podrán hacerlo debido a esta flexibilidad.

El objetivo, según el subsecretario Pablo Galindo, es tener «mucha más conectividad, cielos mucho más abiertos y competitivos, para que el beneficiado sea el pasajero«.

Fortalecimiento de destinos turísticos

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas ecuatoriano destacó que la suscripción del acuerdo servirá para fortalecer las actividades comerciales y desarrollar más destinos turísticos entre ambos países.

El acuerdo además permite expandir los derechos de un operador aéreo de realizar vuelos comerciales entre otros dos estados, por su propio territorio, así como de realizar vuelos comerciales enteramente fuera de su territorio. ​​​​​​Aplicará para pasajeros, carga y correo en forma combinada, además de servicios de carga exclusiva, sobre las rutas acordadas entre los dos países.

Las Islas Galápagos, sin embargo, no serán un punto de operación de las líneas aéreas designadas desde Argentina. Esto debido a su condición de Patrimonio de la Humanidad y por razones de protección ambiental.