Ciencia

Los seguros para influencers son una realidad y algunas de sus coberturas son sorprendentes

Los influencers no solo muestran sus opiniones sobre productos o servicios, también son consumidores de los mismos como ocurre con el seguro específico para su tipo de actividad.

La sociedad ha cambiado mucho en los últimos años gracias a la tecnología. Hasta hace apenas diez años era imposible pensar o imaginar la existencia de youtubers, influencers y streamers. El hecho de que esto se considere un trabajo es algo que todavía pelean las personas que se dedican a estas actividades.

Y, es que, hay que tener en cuenta que, como todavía todo se está desarrollando, existen dudas y elementos que entran en conflicto. Es por ello que en la actualidad han empezado a aparecer diferentes servicios para este tipo de trabajo. Uno de los últimos servicios y que parece que cada vez será más recurrente es el de un seguro para influencers.

Los seguros llevan bastante tiempo formando parte de la lista de los servicios típicos que adquiere cualquier usuario. Existen seguros del hogar, de vehículos y de vacaciones entre otros; en el caso de los influencers los seguros están enfocados de una manera algo diferente ya que se trata de protección a nivel tanto material como jurídica.

El concepto de seguro para un influencer puede ser bastante complicado de entender, pero al fin y al cabo es muy parecido al seguro que adquiere una empresa. La forma fácil de ejemplificarlo es comprobar el tipo de coberturas que contarían estas personas en el hipotético caso de que decidan apostar por un seguro.

Tal y como vemos en Coinbroker CMSA, empresa aseguradora de Valencia, muchas de las situaciones a las que se podrían enfrentar los influencers entran dentro del marco jurídico. Y, es que, hay que recordar que, en la mayoría de las situaciones, estas personas son sus propias empresas y por lo tanto son responsables legales de apariciones o contratos.

Las coberturas se dividirían en grandes grupos, siendo el primero el de Responsabilidad Civil. En este campo se integran elementos como los incumplimientos de contrato, infracciones por propiedad intelectual, difamación, calumnia, violación de la privacidad o confidencialidad y el acceso no autorizado a las redes sociales del influencer.

El segundo grupo entrarían las situaciones que hacen referencia con la seguridad en la red. Al ser personas que viven de las redes se cubrirían aspectos como el fraude tecnológico, pérdidas por ciberataques a proveedores externos y sanciones administrativas entre otras consecuencias que se puedan acarrear.

A nivel empresarial los influencers todavía son una entidad que necesita una mayor definición. Es posible que en los años venideros las personas que se dedican a este trabajo cuenten con estatutos o normativas que regulen de una forma más concreta su actividad, mientras tanto parece que los servicios como este tipo de seguros van a seguir proliferando.

Eso sí, al igual que lo que ocurre con los seguros del hogar o coches los precios para adquirir estos servicios dependerán de la cobertura y de los influencers que necesiten los servicios. Vamos, que será tanto el propio influencer el que decida lo que busca como la empresa la que ofrezca sus propias condiciones.

Al emplear el ejemplo de Coinbroker CMSA hemos contactado para que nos expliquen o nos aclaren dudas a nivel de tarificación. Lo cierto es que funciona de forma idéntica a la de un seguro convencional. No nos han dado cifras concretas, pero los precios dependen del tipo de influencer y, lógicamente, de los servicios que decida contratar.

Tomado de Computer Hoy