Opinión

LOS QUE SONRÍEN Y SE FROTAN LAS MANOS.

Jaime M. Flores O./Quito

No hay nada que hacer que el tema Olón está pasando a mayores. Ameritaría que la Primera Dama y el resto de los supuestos involucrados, hagan una rueda de prensa, independiente de la investigación previa de la Fiscalía, porque la nota de prensa de Teleamazonas no indica en qué mapa se basan para decir que esa zona es área protegida. Solo existen dos o tres videos no oficiales de desmentidos y un video tutorial para consultar las áreas protegidas del país, mientras por el otro lado hay trolls que están masificando envíos en redes sociales y mensajería de «producciones» al estilo propagandístico de los nazis y tienen mucha escuela para eso.

La primera consecuencia, sin duda, es la desconfianza de la ciudadanía, no hablo de los fiscales y jueces de teclado que ya condenaron desde el mismo día 07 de mayo, sino de los otros electores de los cuales depende la inclinación de la balanza en este año electoral, cualquiera que sea el candidato que va a enfrentar al correísmo, que tal como van las cosas, están como 15 candidatos «salvadores», que al igual que en otros procesos electorales van a dividir los votos válidos y por ende a favorecer al candidato de Correa, con el riesgo que eso conlleva, que vuelvan al poder directo, porque del indirecto nadie les ha sacado. Ojalá no salgan los infaltables del voto nulo y blanco, porque ahí sería peor el escenario.

En lo personal continúo pensando que es una patraña bien hecha y astutamente orquestada por el correísmo, que pasó a escándalo público, donde el único ganador es Correa, sus clanes y sus burropies. No puede quedar ninguna sombra de duda sobre este caso, porque esa es la única manera para que el Presidente Noboa recupere terreno.

Mientras tanto, un tema sensible como es el desfinanciamiento del IESS continúa en espera de enfrentarlo que puede ocasionar un daño de impensadas consecuencias con personas vulnerables como son los jubilados y la prestación de servicios de la seguridad social.

Quien sonríe y se frota las manos en el ático todos sabemos y quienes gozan en la administración central y el sector público, son los bandoleros cabezas y mandos medios que continúan con la protección que les dieron dos gobiernos irresponsables anteriores, el uno que a la final vino del mismo cordón umbilical y el otro con su reencuentro correista, sin olvidar designaciones de ministros actuales que han reforzado a los nefastos.

Panorama más tétrico para el pueblo mayoritariamente anticorreista, no puede haber y ojalá el país no llegue al absurdo aritmético que el 25% a 30% decidirá por el 70% a 75%.