Economía

Los proyectos hídricos nacieron con falencias

Ni las obras para atender emergencias se salvaron de la huella de irregularidades del correísmo. Las construcciones para el control de inundaciones y la prevención de sequías nacieron con observaciones de la Contraloría General del Estado.

Más de 17 informes dejaron ver fallas administrativas y tres mostraron responsabilidades penales desde 2009. Actualmente, la entidad trabaja en tres exámenes que siguen la ruta de las inconsistencias dejadas por el gobierno anterior.

La Contraloría, según conoció Expreso, revisa la liquidación de los contratos de construcción y fiscalización del Proyecto de Riego Trasvase Daule-Vinces. También estudia la operación y mantenimiento de la obra.

Desde noviembre del año pasado, además, se indaga en los procesos para la reparación de la represa San Vicente, que forma parte del Trasvase Chongón San Vicente en Santa Elena. Esa obra fue adjudicada a la constructora Norberto Odebrecht S.A.

El tercer informe en redacción inspecciona la “elaboración de los Estudios del Proyecto Control de Inundaciones Milagro”. Alrededor del proyecto hay denuncias ciudadanas que llegaron hasta la Contraloría General.

Los documentos, que estarán listos en este año, se sumarán, por ejemplo, a los seis exámenes específicos que se hicieron al Trasvase Daule-Vinces, que construyó Odebrecht. La empresa, en comunicación a este Diario, aseguró que al momento no hay inconvenientes y que la obra cumple con su función. Es decir, con “ trasvasar caudales del río Daule al sistema hídrico de las provincias del Guayas y Los Ríos solamente en épocas de sequía y estiaje”.

Lo dicho contradice a la página web de la propia empresa privada que asegura que el trasvase cuenta con las instalaciones “para mitigar los efectos de las inundaciones invernales”.

Este lunes, Expreso publicó la serie de anomalías que hay en las zonas de influencia del trasvase construido durante la autodenominada revolución ciudadana.

Otro proyecto altamente cuestionado por términos contractuales es el Multipropósito Baba. La Contraloría elaboró, desde 2009, cinco informes con recomendaciones y correcciones. Incluso, hay indicios de responsabilidad penal. (ver cuadro)

Las observaciones de la entidad de control no son ajenas en la Empresa Pública del Agua (EPA EP). En su último informe de rendición de cuentas, la estatal reconoció los problemas que dejó el gobierno del expresidente Rafael Correa. Hasta junio del año pasado, transcurridos doce meses de la administración de Lenín Moreno, se detectaron novedades en la ejecución y control de obras y en los gastos.

Parte de las falencias detectadas al interior de la empresa pública responde a la ausencia de una unidad de auditoría interna hasta mediados del año pasado. Es decir, la institución que vela por los recursos de todos los ecuatorianos no contaba con una unidad de control para su gestión y operación de las megaobras.

Anomalías

Contraloría

Inspecciones a todo el proceso

Los exámenes de la Contraloría General del Estado encontraron fallas desde la redacción de estudios hasta en la ejecución de las obras. El último informe aprobado se hizo al Control de inundaciones Bulubulu, en 2017.

Ambiente

Novedades en las edificaciones

En los proyectos Trasvase Daule-Vinces, Control de Inundaciones Cañar y Control de Inundaciones Naranjal también se detectaron alertas en el cumplimiento de normas ambientales. La Contraloría hizo tres informes en 2015.

Estatal

Problemas en la gestión

Según la Empresa Pública del Agua, hasta junio del año pasado se detectó una ausencia de modelos integrales de gestión, bases no actualizadas, poco personal especializado y errores en las compras públicas.

Odebrecht

La empresa hizo varias obras

Odebrecht estuvo a cargo de varios proyectos hídricos. Según sus voceros, “la empresa ha construido proyectos como el Trasvase Santa Elena y el Trasvase para los ríos Chone y Portoviejo, ninguna de las cuales tiene por objeto el control de inundaciones”.

 

 

(Expreso)