Actualidad

Los primeros seis meses de Daniel Noboa: Logros y controversias

Daniel Noboa, el presidente de Ecuador, ha logrado posicionarse como uno de los mandatarios más populares de la región en solo seis meses de gestión, según un sondeo de CB Consultora. A pesar de estar en el poder por menos de un año y con elecciones generales próximas, Noboa ha experimentado varios momentos críticos que han marcado su mandato. A continuación, se detallan los cinco eventos más significativos de su administración.

1. La Ruptura con la Vicepresidenta

Desde el inicio de su mandato, la relación entre Noboa y su vicepresidenta, Verónica Abad, fue tensa. Abad no estuvo presente en los momentos clave de celebración junto a Noboa, y la distancia se hizo más evidente cuando el presidente la designó embajadora de paz en Israel, en medio del conflicto con Palestina. Abad afirmó que Noboa no quería tenerla cerca y la mandó a callar debido a sus desacuerdos sobre las alianzas políticas.

La situación se agravó cuando el hijo de Abad fue arrestado por tráfico de influencias y detenido en la prisión de máxima seguridad La Roca. Abad denunció persecución política. Recientemente, ha declarado que hay un plan para destituirla, ya que Noboa no quiere encargarle la Presidencia durante la campaña para su reelección en 2025. La canciller Gabriela Sommerfeld ha confirmado que se le ha pedido a Abad no emitir opiniones sobre Ecuador desde Israel.

2. El Conflicto Armado Interno

El 9 de enero, tras la fuga de alias Fito, líder de Los Choneros, el país enfrentó una ola de violencia que culminó con el secuestro en vivo de trabajadores del canal TC. Noboa declaró el estado de excepción por conflicto armado interno y calificó a 22 grupos delictivos como terroristas, ordenando acciones militares para neutralizarlos. Según Noboa, esta decisión redujo las muertes violentas en un 27%, aunque los secuestros y extorsiones han aumentado.

Human Rights Watch cuestionó la existencia de un conflicto armado no internacional en Ecuador y denunció violaciones a los derechos humanos por parte de la fuerza pública, incluyendo ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias.

3. La Captura de Jorge Glas en la Embajada de México

El 5 de abril, agentes de la Policía ecuatoriana ingresaron sin permiso a la Embajada de México en Quito para arrestar al ex vicepresidente Jorge Glas, quien había sido concedido asilo. Esta acción provocó una ruptura de relaciones con México y llevó a ambos países a presentar demandas mutuas ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Noboa defendió la incursión, afirmando que era necesario para evitar la fuga de Glas y mantener la autoridad del Estado. La CIJ rechazó las medidas cautelares solicitadas por México contra Ecuador.

4. La Consulta Popular

El 21 de abril, Noboa logró un voto favorable en nueve de las once preguntas de su consulta popular. Esto se interpretó como un respaldo a su gestión, a pesar de la crisis energética y la violencia en el país. Una de las preguntas aprobadas permitió a las Fuerzas Armadas realizar el control permanente de armas, municiones y explosivos en las rutas hacia los centros de reclusión, una medida que ya ha sido implementada por el gobierno.

5. El Incremento del IVA y la Crisis Energética

Uno de los primeros pasos económicos de Noboa fue aumentar el IVA del 12% al 15%, una medida impopular pero justificada como necesaria para financiar la lucha contra el narcotráfico y reducir el déficit estatal. Además, Noboa heredó una crisis energética que llevó a apagones de hasta 13 horas. Declaró la emergencia en el sector y pidió la renuncia de la ministra de Energía, Andrea Arrobo, quien fue denunciada por sabotaje.

El ministro de Obras Públicas, Roberto Luque, asumió temporalmente la cartera de Energía y logró estabilizar el suministro eléctrico, aunque persisten desafíos, como la reciente inactividad de la central hidroeléctrica china en Ecuador.

Conclusión

Daniel Noboa ha enfrentado numerosos desafíos en sus primeros seis meses de gestión, desde rupturas políticas y crisis de seguridad hasta medidas económicas impopulares y problemas energéticos. A pesar de las controversias, su popularidad se mantiene alta, y su capacidad para gestionar estos eventos será crucial para su futuro político y el de Ecuador.

Fuente:  Ecuador en Vivo