Economía

Los planes de aumento de la producción petrolera no se frenan con la derogatoria del decreto 95

El gerente de Petroecuador aseguró que los lineamientos de ese decreto ya están implementados; y que a pesar del golpe del paro, todavía se apunta a aumentar la producción nacional en al menos 80.000 barriles hasta finales de 2022.

El pasado 1 de julio de 2022, y como resultado del acuerdo firmado entre el Gobierno y el movimiento indígena, el presidente de la República, Guillermo Lasso, derogó el decreto 95. Ese decreto, que fue emitido en julio de 2021, establecía los lineamientos de la política petrolera de la actual administración. Por eso, su eliminación soltó las alarma sobre el futuro de los planes del Gobierno para aumentar la producción de barriles de crudo e impulsar mayor inversión privada en el sector.

Sin embrago, Ítalo Cedeño, gerente de Petroecuador, aseguró que el horizonte trazado no se cambia; ni se ven afectadas las metas del Ejecutivo

«Tengo que dar una mala noticia a los que especularon con que el decreto 95 va a afectar nuestras operaciones. Nosotros tenemos la Ley de Petroecuador, la Ley de Empresas Públicas, la ley de Hidrocarburos y la reformas a la ley de Hidrocarburos. Con esos elementos legales no hay ningún problema para seguir en nuestras metas y objetivos», dijo.

Además, el funcionario recordó que el decreto 95 tenía un plazo de ejecución de 100 días. «Ya nos dieron los lineamientos, ya hemos cumplido lo que ahí se estableció. Entonces eso es una mala noticia para los que creen que con esa derogatoria nos van a boicotear. Vamos a ir adelante con nuestras metas, vamos a ir adelante con todos programas y proyectos que teníamos en mente. Porque esto no es una opción. La gente debe entender que es nuestra obligación producir petróleo, sino se va a quedar en el subsuelo y no va a servir para el desarrollo nacional», puntualizó Cedeño.

La recuperación de la producción llega al 91%
Luego de terminado el paro, desde Petroecuador se ha ha hecho un trabajo inmediato para recuperar la producción perdida durante semanas de sabotaje y actos violentos, Según Cedeño, actualmente ya se tiene 1.458 pozos en franca recuperación; y se espera tener un 100% de producción en máximo 15 días.

En las últimas tres semanas, le número de barriles producidos de crudo cayeron a menos de la mitad, y las pérdidas se han estimado en más de $500 millones.

“Hemos declarado fuerza mayor porque no íbamos a poder cumplir con las ventanas de exportación que es cuando llegan ya los buques a puerto. Hoy tenemos no más de 150 pozos que aún no están trabajando con normalidad. Todos nos volcamos al área de pérdidas de los campos para poder reactivar la producción lo antes posible. Luego del trabajo en campo de todos los gerentes después de 3 días estamos ya en el 91% de la producción”, aseguró el gerente de Petroecuador.

Hasta el 7 de julio, con los mejores esfuerzos de todas la áreas, se espera levantar la Fuerza Mayor. Asimismo, todavía sigue en pie, luego de recuperar los niveles anteriores al paro, aumentar la producción diaria de barriles entre 80.000 y 100.000 hasta finales de 2022.

Las autoridades de la petrolera estatal consideraron que es importante seguir esa ruta porque Ecuador tiene mucho potencial de crecimiento petrolero; además, actualmente el país es el segundo exportador de crudo para las refinerías de la Costa Oeste de Estados Unidos.

 

 

 

Diario La Hora