Deportes

Los pilotos no podrán cambiar el diseño de sus cascos durante la temporada

 El casco más característico de todos pertenecía al triple campeón Ayrton Senna, que siempre estuvo asociado al verde y amarillo de la bandera de su país.

LONDRES.  Los pilotos de Fórmula 1 no podrán cambiar el diseño de sus cascos durante el curso de la temporada, en una norma ideada para ayudar a los aficionados a reconocer a sus ídolos y complacer a los seguidores más tradicionales.

La decisión fue tomada por la Comisión de la Fórmula Uno de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que se reunió el martes, según dijo a Reuters una persona presente en el acto. Aún tiene que ser ratificada por el Consejo Mundial.

“La FIA pretende conseguir estabilidad de forma que la gente pueda identificar a quien vaya en el coche”, dijo la fuente. “El nuevo fenómeno de los conductores cambiando de casco cada pocas carreras no está ayudando”.

La noticia ha sido recibida de forma dispar en las redes sociales, con personalidades del mundo de la F1 como el ex piloto Alexander Wurtz criticando la decisión.

“He oído que la F1 prohíbe a los conductores cambiar el diseño del casco durante la temporada. Soy un fan de la consistencia, ¡Pero POR FAVOR! ¿Qué será lo siguiente? ¿Normas sobre el corte de pelo?”, dijo el austríaco en Twitter.

El australiano Mark Webber, que dejó la F1 a finales de 2013 y ahora conduce para Porsche en otras categorías, sugirió que había “problemas mayores que este” que solucionar en el deporte.

Otros apuntaron que los cascos para ocasiones especiales, como el diseño que llevó Jenson Button en 2011 y subastó para recaudar fondos para las víctimas del terremoto y el tsunami que sacudieron Japón, no se permitirán a partir de ahora.

De acuerdo con la web autosport.com, el cuatro veces campeón del mundo Sebastian Vettel ha usado unos 60 diseños distintos desde su debut en 2007, a pesar de que ha dicho que le gustaría llevar siempre el mismo ahora que está en Ferrari.

Los frecuentes cambios han molestado a los aficionados más tradicionales, que añoran los años en que los conductores eran fácilmente reconocibles por los colores del casco y los coches tenían también números mucho más grandes a los lados.

El bicampeón británico Graham Hill fue famoso por correr con los colores del club de regatas de Londres (azul oscuro con franjas blancas) en su casco durante las décadas de 1960 y 1970, una tradición que su hijo Damon, campeón en 1996, continuó. (Reuters/ La Nación)