Realidades

Los negocios más desconocidos de los famosos de Hollywood

Les sobra dinero, tiempo y buscan darle lugar a otras pasiones o anticiparse a los vaivenes del éxito.

EE.UU. Se hacen conocidos por sus trabajos actorales, pero una vez que descubren las mieles del éxito incursionan en otros rubros. Ya sea para bucear por otras inquietudes que sienten o para contar con otro negocio que les sea redituable si Hollywood ya no los acompaña.

Una de ellas es Sandra Bullock, quien posee un restaurante (Bistro Bess) y una pastelería (Waltons) en Austin, Texas. Ambos negocios están inspirados en la tradición familiar, ya que su hermana Gesine Bullock-Prado y su madre tienen un don para la cocina. Waltons es la niña mimada de los emprendimientos gastronómicos de la actriz y se encuentra en un edificio de dos pisos restaurado y decorado por ella misma. “Todo es casero: mi hermana es la encargada es la chef, y tenemos también algunos empleados. Utilizamos productos locales y de origen orgánico. Además, reciclamos y los productos son biodegradables. No busco hacer dinero, simplemente quiero mantener la calidad, siempre respetando el medio ambiente. Nuestra pastelería está hecha de acuerdo con el estilo vienés: croissants, profiteroles, entre otros. Es algo muy bonito”, detalló la actriz.

En esa misma línea de emprendimiento está Mark Wahlberg: actor, producto; quien junto a sus hermanos Donnie y Paul,  arrasa en Boston brindándole al público las mejores hamburguesas de la zona. Claro, el atractivo es doble… o triple: no sólo son hermanos famosos, que tienen un negocio juntos sino que además lograron que el canal A&E haga un reality al respecto.  Así, el gran público puede conocer esta particular faceta del actor y su familia. Lo que se dice un local lleno de jugosas anécdotas.

Mientras que Gwyneth Paltrow fundó en 2008 una web que fue cobrando una fuerza insospechada. El inicio del proyecto de www.goop.com fue casi un deseo personal de la actriz, que quería volcar y exponer ante sus amigos todo lo que había aprendido sobre estilo desde un lugar tan privilegiado como el suyo. El sitio así habla de diferentes estilos de vida, aconseja lugares donde comer, visitar, y dónde comprar. “La web me da mucho trabajo, pero me encanta. Me hace sentir bien, me hace realmente feliz”, declaró. El incansable crecimiento dio como resultado que este año, la actriz nombrara a una nueva presidenta ejecutiva (Lisa Gersh) y apostara a más: expandirse en el área del comercio electrónico impulsando la venta de ropa con la marca del sitio. Además, anunció que desarrollará vínculos con diseñadores de moda como su gran amiga Stella McCartney y Diane von Furstenberg.

Jessica Alba cofundó en 2012 The Honest Company, una plataforma web de comercialización de productos ecológicos para el hogar. Sobre esto, compartió: “Cuando trabajás como actriz y estás creando algo tenés que ser abierta, vulnerable. Tenés que canalizar algo para contar una historia. Es más esotérico. En la empresa se trata de cumplir objetivos. Es todo diferente, es cuestión de números”.

El negocio, que vende productos orgánicos y pensados para cuidar el medioambiente, está dirigido a la familia, principalmente a los bebés y es muy, muy rentable. Logra ganancias millonarias. Tan bien le va que la agencia de noticias Reuters informó que busca expandirse a China y planea eventualmente cotizar en bolsa. “No sólo hago películas, no dependo de ellas para mi estabilidad financiera y eso me permite tener más libertad creativa para trabajar en cosas que son importantes para mí”, aseguró.

Otro que se abre pasó es Ocean Therapy Solutions, una empresa que produce centrifugadoras especiales y fue comprada por Kevin Costner, en 1995, cuando confesó que este tipo de maquinaria eran su “segunda pasión”. (Internet/La Nación)