Opinión

Los miserables.

Dr. Jorge Norero González /Guayaquil

Si hubiese una clase política honesta, eficiente y patriota, con toda seguridad el Ecuador no tuviera las lacras, cáncer y huellas de toda esta podredumbre e impunidad que hoy vivimos y seguramente por muchos años más…

Son los dirigentes de los partidos políticos los irresponsables y alcahuetes de este supuesto «estado fallido» cuando no dan ejemplos de civismo, lealtad y servicio. Cuando reclutan futbolistas, bailarinas, payasos, bufones, cortesanas, ignorantes y fáciles mentes sobornables, como concejales, alcaldes, Prefectos, Asambleístas y hasta candidatos a Presidente y vicepresidente…

Cuando por conveniencia no crean opinión y consensos en contra de un colectivo de sicarios de la justicia, fiscales al servicio de los carteles, órganos de control al servicio de las mafias y de los evasores, y de muchos males más que me faltaría espacio y no quisiera cansarlos…

Así que con estos sátrapas y piratas que han estado en el poder y se han enriquecido con el sufrimiento y pobreza de las mayorías, creen ustedes que pueden tener el derecho para hacerse los redentores, ¿santos y ahora “grandes padrinos” de un nuevo modelo de organización política y administrativa del Estado?

No ecuatorianos, en esa propuesta está escondida otra traición más, con el cuento del modelo exitoso, para hacer de toda la administración por Ejemplo del Guayas, en una megacorporación de fundaciones al servicio de sus amigos cubanos, venezolanos, argentinos, y de otros países, que llegaron chiros y ahora son millonarios, y que para ingresar a espacios públicos en manos de estos sinvergüenzas debemos pedir permisos, pagarles y rogarles nos dejen entrar…

No voy a bajar la guardia ante estos corruptos y cínicos mientras tenga fuerza y vida. Alertas.

Semper Fi.