Economía

Los jóvenes hoy buscan empleo de calidad

La tendencia fue parte de la conclusión de la primera jornada de la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Juventud que se celebra en España

BURGOS. La necesidad de crear empleo de calidad para los jóvenes marcó la primera jornada de la XVII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Juventud, durante la que se confirmó que España asumirá la Presidencia de la OIJ para los próximos dos años.

A lo largo de la jornada inaugural de este encuentro, que tiene por lema “Juventud, empleo y emprendimiento” y que se celebrará hasta el viernes en la ciudad española de Burgos (norte), responsables políticos, empresarios y representantes sociales de diversos ámbitos pusieron sobre la mesa la importancia de situar a los jóvenes en el centro del debate laboral como motor de desarrollo social.

El secretario general de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), Alejo Ramírez, recordó que el desempleo es un problema general de todos los países miembros, donde la tasa de paro juvenil puede duplicar o triplicar al que sufren los adultos.

Ramírez destacó que los jóvenes deben ser incluidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (agenda de Naciones Unidas posterior a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que concluyen en 2015) y que este aspecto se trabajará en la reunión.

Una de las cuestiones analizadas en la primera jornada fue la transversalidad de los asuntos de juventud para que puedan ser abordados desde distintos puntos de vista por los actores sociales.

Este aspecto fue destacado por la secretaria de Estado española de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, quien habló de la Estrategia de Juventud 2020, aprobada la semana pasada y “necesariamente transversal, porque implica a varios ministerios, implementando medidas conjuntas”, explicó.

También abordó esta visión la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, que expresó su intención de incluir un programa de juventud en la próxima Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en diciembre en Veracruz (México).

“Si pudiéramos incluir un programa iberoamericano de la juventud, un plan de movilidad académica y otro de movilidad para prácticas e inserción laboral estaríamos poniendo nuestro granito de arena para responder a las aspiraciones que la población joven demanda”, afirmó.

La exvicepresidenta de Costa Rica resaltó que los jóvenes demandan “más participación” en el debate político y que las prioridades de estos, lejos de ser “necesidades básicas, como la vivienda o el agua”, se centran en reclamar “la calidad de la educación y la sanidad” y “pedir unos gobiernos que rindan cuentas a la ciudadanía”.

En la jornada, desarrollada en el Palacio de Congresos de Burgos, también intervino Ana Mato, ministra española de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y presidenta de Honor del encuentro, que anunció que el Gobierno de Mariano Rajoy mantendrá las desgravaciones fiscales y las ayudas de alquiler de vivienda para facilitar la emancipación de los jóvenes.

La ministra reconoció que el problema que más afecta a los jóvenes es el desempleo y, por esa razón, anunció que su Gobierno destinará el 90 % de los 3.000 millones del Plan de Acción 2014-2016, de la mencionada estrategia, al fomento del empleo y el emprendimiento.

España asumirá mañana la Presidencia de la OIJ para los próximos dos años, periodo durante el que guiará los trabajos sobre la Agenda de Desarrollo e Inversión Social en Juventud.

En ese periodo, según explicaron fuentes del Ministerio de Sanidad, se trabajará para garantizar que los adolescentes alcancen la edad adulta con buena salud y para erradicar cualquier manifestación de violencia contra los jóvenes en la toma de decisiones y evaluación sobre políticas y programas que les afectan.

Otro de los objetivos de la presidencia española será implantar la tarjeta joven iberoamericana, similar al carné joven europeo.

Dieciséis de los 21 miembros de la OIJ participan en esta Conferencia Iberoamericana de Juventud, máxima instancia de decisión de este organismo que se celebra cada dos años con la intención de debatir y consensuar acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los más de 150 millones de jóvenes de la región.

En el encuentro participan, entre otras entidades, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco de Desarrollo de América Latina CAF, además de organizaciones sociales, sindicatos y empresarios.  (Efe/La Nación)