Opinión

LOS INTOCABLES SE APOYAN

Dr. Patricio Zuquilanda Duque/Quito

Un buen número de políticos en el continente; muchos de ellos en elevados cargos gubernamentales, trabajan tácticamente, para crear un ambiente de relajamiento a las medidas coercitivas impuestas contra las dictaduras: su aspiración es la de que se logre colocar un velo sobre el terrible abuso de poder, violación a los derechos humanos y la ilegal perpetuación de sus mandatarios en esos gobiernos.

Examinemos este asunto y veamos cómo estamos en América Latina: Nadie podría decir que los sistemas de protección de la democracia en el hemisferio han sido exitosos; quien podría cantar victoria y pregonar la rendición de dichos regímenes dictatoriales: ni el bloqueo a Cuba o el reconocimiento de un Gobierno como el de Guaido en Venezuela o, el impedimento de ir a Estados Unidos a la cúpula del régimen de Ortega ha logrado nada.

La Carta Democrática Interamericana que establece la defensa de la democracia, quedó demolida por la fuerza del irrespeto a los compromisos internacionales de ciertos países miembros de la OEA. Simplemente, hemos fracasado. El desorden es generalizado: en muchos países no hay democracia de verdad y es la razón del por qué sus habitantes son tratados de manera humillante y sus condiciones de libertad son restringidas; su libre expresión coartada; su participación electoral cancelada y millones huidos de su tierra por el hambre y la represión. En Venezuela, Cuba y Nicaragua, encarcelamientos, torturas, negocios ilegales, relaciones sospechosas en el campo internacional; que más…todo lo grave que pueda verse.

Los esfuerzos por dar en tierra con Maduro fueron hechos y todos han fracasado rotundamente. Ecuador cerró con candado las relaciones políticas, diplomáticas, consulares, económicas, financieras, culturales y escondió la llave en el escritorio de su Ministro de Exteriores: pues bien, es hora de abrir el cajón y pensar rápidamente en proponer ideas y hacer de la reactivación económica un nuevo llavero que haga de lo infranqueable una esperanza; demos inicio a conversaciones diplomáticas utilizando personas de mente cosmopolita y sin apegos a remilgos ideológicos, caducos de lado y lado. Necesitamos negociadores con conocimiento de las necesidades de los pueblos y no burócratas de cafetín que no saben sino bloquear iniciativas.

Todos lo sabemos, Maduro ofendió a Lasso; sin embargo, percibo en el presidente ecuatoriano que, la frontera cerrada con Venezuela, con candados de siete llaves, le molesta. Está claro que su mensaje de más mundo en Ecuador debe ser plenamente entendido; no significa – con estos sí y con los otros no- Todos estamos en el deber de colaborar con ideas distintas, creativas y arriesgadas para abrir efectivamente Ecuador al mundo.

A mí, personalmente, me molesta admitir que tenemos relaciones diplomáticas con países cuyos gobiernos son, en ciertos casos, más sanguinarios que el de Venezuela y, asimismo, aceptar que el cierre total con Caracas ha sido devastador: 1: Decenas de pasos y trochas en territorio colombiano para favorecer el ingreso ilegal de miles de venezolanos a nuestro país. 2: Incremento inusitado de actividades delincuenciales. 3: Intercambio comercial liquidado. 4: Miles de venezolanos viviendo de la caridad. 5: empresarios del transporte y turismo quebrados. 6: Intercambio humano, político y de cooperación terminados. Sin duda, hemos quedado a merced de bandas criminales que hacen de las suyas en el lavado, transferencias ilícitas, contrabando y el arranche de trabajos en perjuicio de los ecuatorianos.

No seamos más papistas que el Papa; estamos frente a una situación que podríamos aliviar con una apertura gradual por el camino de lo económico y comercial en un primer nivel, interpretando el deseo de nuestros productores que desean vender más en el exterior, a fin de generar trabajo para nuestra gente. La Cancillería no puede estimar que la legalización migratoria de decenas de miles de venezolanos en Ecuador debe ser gratuita: Insisto, es el momento de sentar a Maduro a responder por sus ciudadanos. Nada funcionará si se mantiene el inmovilismo y las posiciones unilaterales: En este callejón debe haber una salida compartida. Todo debe ser progresivo y nada detenerse al infinito; Moreno dijo que la majestad del Presidente había sido insultada por Maduro y cerró todas las vías: ¡ Qué error ! recuerdo que Japón y Estados Unidos, mantuvieron sus embajadores en funciones hasta la víspera del 7 de Diciembre de 1941, fecha del ataque a Pearl Harbor e ingreso de la potencia norteamericana en la segunda guerra mundial; para eso están los políticos y diplomáticos; principalmente, ciudadanos con sentido común: hay que seguir estudiando salidas a los diferendos y, en mi opinión, es el momento de dar un salto con imaginación; no hagamos que el Presidente Lasso se sienta culpable por pensar primero en la Nación y sus intereses; ser innovador en política internacional es un camino certero.