Economía

Los hoteles de General Villamil están colmados

La vía a la Costa tenía tramos de alta presencia de vehículos. Los vigilantes se ubicaron con banderines rojos en puntos con alta incidencia de accidentes.

ECUADOR. El segundo día del feriado estuvo marcado por la salida de miles de turistas hacia los balnearios, pero también por la presencia de cientos de ciudadanos en el desfile denominado: Guayaquil, es mi destino en carnaval.

Los viajeros no solo van a la península de Santa Elena, también acuden a General Villamil (Playas). En este cantón, el sector hotelero registró una notable variación.

“El sábado los hoteles estaban ocupados en 50% de su capacidad. Ayer, las reservaciones alcanzaron el 100%”, aseveró Esperanza López de Saltos, presidenta de la Cámara de Turismo, capítulo Playas, quien también es propietaria del hotel Arena Caliente.

Los viajeros de la Sierra, provenientes de Cuenca, Riobamba, Ambato y Quito, son quienes copan los sitios de alojamiento en Playas. El hotel Rey David, ubicado cerca del malecón, hasta ayer tenía el 90% de las habitaciones ocupadas. La administradora, Karina Ramos, mencionó que los visitantes de otros cantones del Guayas son quienes menos piden una estancia porque retornan el mismo día.

Por su parte, Jorge Barcia, miembro de la Asociación de vendedores de ceviche Delicias del Mar, expresó que las ventas de un plato, que oscila entre los $ 5 y $ 7 —dependiendo de la variedad del marisco—, no fueron las esperadas. El sábado logró vender 20 ceviches pero hasta el mediodía de ayer aumentó a 50. Barcia agregó que en temporada alta el alimento es consumido hasta 100 veces en un día. Verónica Segarra, quien llegó desde Durán junto a su familia, manifestó que los precios no están elevados.

Salieron temprano

Los viajeros que tenían como destino los diferentes balnearios del perfil costero ocuparon las vías desde tempranas horas.

A la altura del kilómetro 24,5 de la vía a la Costa un contingente de 10 efectivos de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) realizan, desde el sábado, operativos de control a vehículos livianos y pesados.

Los conductores que no tienen licencia, la matrícula al día o que manejan el vehículo sin que este tenga las condiciones necesarias para circular, son regresados. La idea es que los conductores disminuyan la velocidad y puedan evitar un percance. (VCV/La Nación)