Opinión

Los ejes de la carreta

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

No me voy a referir a los ejes de mi carreta de la canción de Atahualpa Yupanqui que era una carreta normal de dos ejes, está carreta es una revolucionaria de seis ejes pero con doble transmisión para todo terreno, que harán falta para sacar al país del fango en que nos dejó el ausente twittero, que ágil de manos por la práctica  del twitter pretende manejar el país a punta del dedo.

Se acercan los primeros sesenta días del nuevo gobierno y todavía no se conoce el total de las deudas heredadas, no se siente coherencia entre las autoridades económicas, deduciendo por simple lógica que continuaremos con las reformas económicas del anterior gobierno, repitiendo los sistemas ya conocidos como la preventa de petróleo que enriqueció a varios allegados del anterior régimen expertos en esas negociaciones poco transparentes.

Ya saldrá algún pregonero bien informado con la novelería, por supuesto bien programada, anunciando que el sector privado tiene que ayudar a pagar la deuda, en resumidas cuentas primero lo esquilman, se farrean y dilapidan el dinero y luego les pasan la cuenta, esas son viejas prácticas utilizadas en los comienzos de todo sistema socialista, para luego culpar a la empresa privada y  empresarios de todo el desastre económico.

Podría ser que como la mesa no quedó servida, ahora estarán tendiendo la cama para seguir en el continuismo. 

Las opiniones vertidas en el medio son responsabilidad del autor.