Actualidad

Los Drhuv suspenden operaciones tras 4 accidentes

Los helicópteros restantes no podrán ser usados hasta que concluya las investigaciones respectivas.

QUITO. Las autoridades ecuatorianas suspendieron ayer los vuelos de los helicópteros militares  Drhuv en el país, tras el accidente sufrido ayer por uno de esos aparatos, que han tenido cuatro accidentes desde su adquisición, en 2008, dos de ellos en este mes.

La agencia pública Andes informó de esta medida, comunicada por el ministro de Seguridad, César Navas, quien dijo que quedan suspendidos los vuelos mientras se investiga el accidente de ayer, en el que no hubo víctimas mortales.

El helicóptero, uno de los ocho aparatos que posee la Fuerza Aérea Ecuatoriana, sufrió un accidente en la ciudad amazónica de Tena, cuando “despegaba del helipuerto del Centro de Operaciones Sectorial No. 2, para trasladarse hacia Guayaquil”, indicó la institución en un comunicado.

Los helicópteros, de fabricación hindú, serán sometidos a una inspección y no podrán circular mientras no hayan recibido una certificación de calidad, según Andes.

Estos sucesos fueron advertidos en su momento por el entonces comandante de la FAE, el general Jorge Gabela, quien fue asesinado  el 19 de diciembre del 2010. Hecho que ocurrió en el portal de su casa, ubicada en una ciudadela de Samborondón.

Gabela, quien se opuso a la adquisición de los helicópteros cuando comandó la fuerza (2007-2008).

Otro de los Drhuv se accidentó el 13 de enero cerca de la ciudad costera de Guayaquil, cuando llevaba a cabo tareas de entrenamiento, sin que se produjeran heridos.

Un aparato de la misma marca, asignado a desplazamientos del presidente del país, Rafael Correa, resultó siniestrado en febrero de 2014 en la provincia andina de Chimborazo, donde fallecieron tres de los cuatro ocupantes.

El primer accidente de los Drhuv, debido a un fallo humano, según un informe de la Junta Investigadora de Accidentes, se produjo en octubre de 2009 en el antiguo aeropuerto Mariscal Sucre, en Quito, y resultaron heridos leves sus dos tripulantes.

Los siete aparatos fueron comprados en 2008, dentro de un plan del Gobierno para renovar equipamiento militar obsoleto.

La adquisición fue uno de los motivos que llevaron a la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional (parlamento) a abrir un juicio político contra el entonces ministro de Defensa, Javier Ponce.

El ministro era acusado por la oposición de incumplir sus funciones y de supuestas irregularidades en la adquisición de los helicópteros, si bien el tramite fue finalmente archivado. (Efe/DO/La Nación)