Opinión

LOS CUEROS AL SOL.

Antonio Aguirre Medina/ Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

Nuestros políticos de la nueva generación no han sido capaces de secar sus cueros casa adentro, más bien, por las ambiciones que demuestran día a día, los cueros serán secados por la luz pública y con el calor del sol y, de una vez por todas, la verdad tendrá que ser conocida.

Los trolles y los posibles hackers del presidente Lasso, del expresidente Correa y del exalcalde Nebot tendrán mucho trabajo en los próximos días.

Sería interesante conocer varias realidades todavía no investigadas por las autoridades, que según se rumora descansan en el cajón del escritorio de algún diligente funcionario público.

Merecen una eficiente y prolija investigación varios casos relacionados con la actividad del Puerto de Guayaquil, que después de tantos años que han pasado muy pocos se acuerdan, cito varios casos en que intervienen varios personajes que últimamente han sido mencionados en las redes sociales.

-Dragado de ” Gobierno a Gobierno ” con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Norteamericano que a las finales lo ejecuto la misma empresa Holandesa Van Oord Dredging ganadora de la primera licitación en $ 4.320.000 oo aproximadamente y nunca se conoció el valor final pagado ni el costo pagado por la intervención norteamericana.

-Promoción y destino final del proyecto de la Zona Franca de Guayaquil.

-Adjudicación del Puerto de Aguas Profundas de Posorja, compra/venta de miles de hectáreas adyacentes a la obra, cuyas denuncias e investigaciones descansan en algún congelador repleto de corrupción desde sus inicios cuando aún era un proyecto.

-Renegociación de la Concesión de ” ANDIPUERTO ” recuerdo claramente que el Señor presidente Guillermo Lasso estuvo presente en la firma del primer contrato, cuando se desempeñaba como Gobernador de la Provincia del Guayas.

-Se debería auditar y confirmar la gratuidad del último dragado masivo del canal de acceso a las instalaciones de A.P.G. y la destrucción de ” LOS GOLES ” para que dé una vez por todas sincerar la realidad de quienes son los verdaderos sacrificados en el pago del último dragado masivo.

Casos como éstos y muchos otros más debería ser minuciosamente investigados y el Señor Presidente se podría cerciorar si los que intervinieron en aquella oportunidad son los mismos personajes ya conocidos y de esa manera se podría confirmar quiénes son los verdaderos corruptos.