Actualidad

Los cónyuges y los hijos de los asegurados reciben atención de salud en el IESS

La resolución del Consejo del Seguro Social se basó en estudio actuarial que determinó que no existe ni habrá afectación al fondo de pensiones.

QUITO. “Todos los servicios a los jubilados y afiliados se encuentran garantizados. La redistribución de un porcentaje de los fondos de pensiones al fondo de salud no afecta a la institución y, sobretodo, respaldará la atención médica que reciben los afiliados, no solo en los centro médicos del Seguro Social sino también en las clínicas privadas”, así lo manifestó .el presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, al destacar que dicha redistribución de los fondos no afectará a los créditos que entrega el IESS, como los préstamos hipotecarios.

De esta manera, se establece que en el Ecuador, los cónyuges y los hijos menores de 18 años de los afiliados puedan acceder a los servicios de salud del Seguro Social, solucionado uno de los tantos problemas que poseen los padres de familia, como el sanar las dolencias de sus hijos en las clínicas de los afiliados.

Y es que los beneficiarios dependientes (quienes acceden a los beneficios de salud gracias al afiliado) tienen derecho a la atención en salud, diagnóstico, tratamiento de enfermedades, rehabilitación, atención prenatal, parto, posparto y farmacia.

Cabe recalcar que en el país, los 630 dispensarios brindan asistencia médica a los cónyuges e hijos menores de 18 años. Para la atención de los cónyuges es necesario un aporte del afiliado, pero para los hijos no tiene costo. Esta política del IESS es innovadora en la región, pues cubre con los beneficios a los cónyuges e hijos de los afiliados con lo que se garantiza el derecho a la salud contemplado en la Constitución del Ecuador.

Al respecto, el Gobierno asegura que a través de la redistribución de los fondos de pensiones a los de salud se logrará garantizar los beneficios que otros gobiernos ni siquiera pensaban.

La resolución del Consejo del Seguro Social se basó en estudio actuarial que determinó que no existe ni habrá afectación al fondo de pensiones porque “al final del quinto año (2021) el fondo de pensiones va a tener un porcentaje mayor al actual”. (VCV/La Nación)