Economía

Los comerciantes mayoristas deben alrededor de $60 mil

58 vendedores laboran en el centro de abastos ubicado en la parroquia San Camilo.

Cerca de $60 mil es la deuda que mantienen los comerciantes del Mercado Mayorista, ubicada en la parroquia San Camilo, Quevedo, por concepto de pagos atrasados de arriendos y otras contribuciones.

Ante esta situación, se inició la elaboración de un convenio de pago con la finalidad de que los 58 comerciantes que se dedican a la ventade frutas, legumbres y hortalizas cancelen los diversos rubros.

Carlos Salvatierra, director de Avalúos y Catastros del Gobierno Municipal de Quevedo, informó que se llevó a cabo una inspección para socializar con los comerciantes y recordarles que no está permitido arrendar ni subarrendar los locales, algo que se ha detectado en las últimas semanas.

El funcionario destacó que estas actividades se realizan en colaboración con el personal de la Dirección Financiera del cabildo, para constatar que los locales estén operativos y que se cumplan con las normativas del uso del espacio.

Además, se verifica el estado de deuda por concepto de tasa de mercados, se identifican incumplimientos en el pago de patentes prediales, y se verifica que los productos se encuentren en buen estado.

Manifestó que en caso de incumplimiento se contempla la posibilidad de realizar un nuevo proceso para que los vendedores puedan operar de manera legal, siguiendo las disposiciones establecidas en la ordenanza municipal.

Convenio de pago

Impuestos prediales, patentes (obligaciones tributarias municipales) y el uso de los locales son elementos constitutivos de la deuda.

Salvatierra dijo que $53 mil corresponden a tasas de mercados, mientras que los restantes $7 mil están vinculados a tasas municipales.

La implementación de convenios de pago y la formalización de nuevos contratos de arrendamiento, con una duración de dos años, son necesarios debido a la disolución temporal de la empresa de Mercados.

En este periodo transitorio, las plazas y mercados pasan a ser administrados de manera temporal por la Dirección de Avalúos y Catastros, en colaboración con la Dirección de Finanzas.
Marlon Chiguano, comerciante mayorista, dijo estar de acuerdo con la evaluación del convenio de pago para saldar las deudas.

Mencionó que algunos compañeros dejaron de cancelar porque ya habían realizado pagos por adelantado a la Empresa de Mercados, pero las cuentas no se han cuadrado de manera adecuada; por lo tanto, optó por esperar a que la nueva administración asumiera el control.

“Estoy de acuerdo, hay que cancelar, y si nos ofrecen financiamiento, aún mejor. Esperemos que los demás compañeros también colaboren por el bienestar del mercado y evitemos que deje de operar”, afirmó Chiguano, originario de la provincia de Cotopaxi. (LL)

Fuente:  Diario la Hora