Ciencia

Los beneficios de la hierbabuena

En estudios con animales un extracto alcohólico de las flores estimuló la secreción de la bilis.

PAKISTÁN. La investigación farmacológica sobre esta planta ha confirmado su efecto desparasitante y su utilidad para combatir algunas infecciones de las vías respiratorias.

 El aceite esencial de la hojas y tallos de cempasúchil, actúa como antibiótico contra varias bacterias: seudomona aeruginosa, Staphylococcus aureus, Bacillus cereus y Escherichia coli y combate los siguientes hongos: Candida albicans, Candida utilis y varias especies de Aspergillus incluyendo el Aspergillus niger y Trichoderma viride.

Las flores y los pétalos son ricos en carotenoides, entre los cuales destacan la luteína y la zeaxantina, de los cuales hoy sabemos que constituyen  antioxidantes de primer orden para la salud de la retina. La degeneración macular, un padecimiento frecuente en la actualidad, se asocia entre otras causas con la deficiencia de luteína y zeaxantina en la dieta moderna.

De hecho, el cempasúchil se utiliza como materia prima para la elaboración de perlas de luteína.

Diversos estudios han caracterizado los carotenoides contenidos en los pétalos del cempasúchil, identificando diversos compuestos químicos con amplia actividad antioxidante.

Un estudio realizado en el Colegio Médico de la Universidad Agha Kan, en Karachi, Pakistán, confirmó las propiedades analgésicas y antiinflamatorias, a nivel abdominal, de un extracto de las flores de cempasúchil.

En algunos estudios con animales se ha señalado que algunos componentes (alcaloides y flavonoides) de las flores de esta planta pueden tener efectos antidepresivos.

En otro estudio realizado con ratas, en el Instituto de Farmacia y Tecnología, en Salipur, India, se confirmó el efecto hepatoprotector de algunos compuestos de la planta. (Internet/ La Nación)