Ciencia

Los asistentes de voz podrán ayudarnos a detectar si tenemos un paro cardíaco

Investigadores de Washington utilizan la inteligencia artificial para ver si estos dispositivos pueden reconocer los síntomas

Y es que cuando una persona sufre un paro cardíaco repentino, presenta una serie de síntomas como la dificultad para respirar, lo que se conoce como respiración agónica. En esta situación, la persona puede tener dificultades para busca ayuda, si está sola en casa.

Pensando en esto, los científicos han ideado una herramienta para que los asistentes de voz tipo Amazon Echo puedan detectar los sonidos únicos de respiración asociados con un paro cardíaco y luego alertar a los servicios de emergencia.

La respiración agónica se produce cuando la persona experimenta niveles muy bajos de oxígeno. Entonces se produce una especie de ruido gutural muy característico, por lo que los científicos creen que puede convertirse en un buen biomarcador de audio que permita identificar si alguien está experimentando un paro cardíaco.

Para realizar la prueba, los investigadores han utilizado grabaciones de respiración agónicas reales que se habían grabado en llamadas de emergencia recibidas por los Servicios Médicos de Emergencia de Seattle entre 2009 y 2017. Para el ensayo, se tomaron extractos de audio de 2,5 segundos de 162 llamadas y se capturaron en diferentes dispositivos inteligentes, incluidos un asistente de voz de Amazon Alexa , un iPhone 5S y un Samsung Galaxy S4.

Los sonidos se reprodujeron desde diferentes distancias con ruidos de fondo adicionales, como por ejemplo los ladridos de un perro o el ruido de un coche, para garantizar que la herramienta pueda escuchar la respiración en los entornos cotidianos del hogar.

Al mismo tiempo, se añadieron a la prueba unas 83 horas de ruidos normales realizados al dormir, como ronquidos y apnea obstructiva del sueño, para proporcionar datos que ayuden a la inteligencia artificial a evitar confusiones con casos reales de paro cardíaco.

Según han explicado los investigadores explicaron en el medio npj Digital Medicine, este sistema fue capaz de detectar la respiración agónica el 97% del tiempo al colocar el dispositivo inteligente a una distancia de hasta seis metros de la fuente de los sonidos.

De todos modos, los investigadores reconocen también que hace falta trabajar más el algoritmo para evitar alertas innecesarias a los servicios de emergencia, ya que las pruebas también han dado como resultado un pequeño porcentaje de falsos positivos.

Fuente: La Vanguardia